RazonPublica.com

Toru Takemitsu

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

Toru Takemitsu



Músico y Compositor 
1930 - 1996

 

Takemitsu es considerado, de manera casi unánime, como el compositor moderno más importante de Japón y el primero en recibir reconocimiento de los compositores contemporáneos de Occidente. Curiosamente, su decisión de dedicarse a la música ocurrió a los catorce años, durante la guerra, cuando, según cuenta él mismo, un oficial, conmovido por el duro trabajo del grupo de adolescentes bajo su mando, dedicados a la labor de construir trincheras, los invitó a escuchar, en secreto, un disco de música popular francesa. El joven Takemitsu quedó maravillado por la belleza de la canción "Parlez-moi d'amour", cantada por Lucienne Boyer. Después de la guerra, en un proceso de formación musical casi de autodidacta, se dedicó a escuchar la música clásica occidental y a evitar, por prevención, la música tradicional japonesa, debido a las resonancias nacionalistas que ésta había adquirido durante la guerra. También resulta extraño que haya reencontrado el valor de la música de su país por influencia de un compositor norteamericano de vanguardia: John Cage. En la década de los sesenta, Takemitsu participó activamente en grupos de experimentación musical, pero con el oído puesto en la posibilidad de integrar en esos experimentos la música tradicional de Japón. Su primera obra importante fue el Requiem para orquesta de cuerdas (1957), elogiado por Stranvinsky. En 1967, por encargo de la Filarmónica de Nueva York, compuso un concierto para biwa, shakuhachi y orquesta, titulado November Steps, en un difícil intento de integrar los dos instrumentos característicos de la tradición japonesa al formato occidental del concierto con orquesta sinfónica. Un año antes había escrito una obra breve, Eclipse, para esos dos instrumentos, y en 1973 volvió a ellos, otra vez con orquesta, en Autumn. En los setenta, la reputación de Takemitsu como músico de vanguardia estaba consolidada, lo que le permitió alternar con colegas europeos como Xenakis y Stockhausen. Su interés por integrar las dos tradiciones, occidental y japonesa, se manifiesta en dos obras de ese decenio: In an Autumn Garden para conjunto tradicional gagaku (1973) y A Flock Descends into the Pentagonal Garden para orquesta (1977). Takemitsu fue también un destacado compositor de música para cine y en este oficio trabajó con algunos de los directores más notables de Japón, en películas como Ran de Kurosawa, La mujer en la arena de Teshigahara, Kwaidan de Kobayashi, El imperio de la pasión de Oshima. Murió en Tokyo en 1996. Había nacido en la misma ciudad, en 1930.

Videos:

("A Flock Descends into the Pentagonal Garden)

 

("In an Autumn Garden", primera parte)

 



(Documental en seis partes sobre Takemitsu como compositor de bandas sonoras para cine. Directora: Charlotte Zwering)

 


 

 
Toru Takemitsu

Toru Takemitsu

 

 



Escribir un comentario

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia)con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Que incorporen contenido racista, sexista, homofóbico o discriminatorio por razón de nacionalidad,sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
4. Que hagan directa o indirectamente apología del terrorismo o de la violencia.
5. Que apoyen diferentes formas de violación de derechos humanos.
6. Que incluyan contenidos o enlaces que puedan ser considerados como publicidad disfrazada, spam o pornografía.
7. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Compartir

en tus redes sociales

Esta semana en RP