Suscríbase

La sentencia sobre el fast track: ¿oportunidad o caos?

Debates frente al Fast Track.

Marcela Briceño-DonnLas reacciones ante la decisión de la Corte fueron tan inmediatas como exageradas. Pero, más allá de los apasionamientos, ¿qué implica realmente esta sentencia para el Acuerdo Final? ¿Y qué podemos hacer los ciudadanos?

Marcela Briceño-Donn*

Paros cívicos y laborales: los motivos y las respuestas

Marchas por la educación.

Boris DuarteAnte la ola de protestas y movilizaciones sociales, el gobierno sigue respondiendo con una mezcla de represión, concesiones y promesas que incumple.   Pero la firma de los acuerdos de paz podría hacernos entender que la protesta social es saludable.      

Boris Duarte*

El Clan del Golfo: la gran amenaza para la seguridad en el posconflicto

Captura de miembros del Clan del Golfo.

María Fernanda ArochaEste grupo criminal parece actuar en estricta función de sus intereses económicos y en zonas muy precisas del territorio nacional. Y sin embargo sus métodos –como el “plan pistola”- son graves amenazas para la Fuerza Pública y la población civil.

María Fernanda Arocha*

Análisis

(Tiempo estimado: 3 - 5 minutos)

La Corte Constitucional se apresta a decidir sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo, pero en realidad están en juego los derechos de otros tipos de familias y el debate debe convertirse en un asunto que a todos nos incumbe: cómo somos y cómo queremos ser.

Nos interesa a todos

El debate acerca del matrimonio igualitario ha sido abordado como un asunto que compete preponderantemente a la población homosexual, en tanto otorgaría beneficios sólo a las parejas del mismo sexo.

Así, se trataría de un interés jurídico exclusivo de los homosexuales, con el apoyo optativo de los heterosexuales que tienen asegurado su derecho al matrimonio. Lo que estaría en juego serían los derechos a la igualdad, a la intimidad, al buen nombre y al libre desarrollo de la personalidad de los homosexuales, y la inconstitucionalidad de la prohibición de contraer matrimonio.

Pero de hecho la reforma que está sobre la mesa convoca a todos los ciudadanos, y por motivos que exceden ampliamente los derechos demandados.

Por eso mismo, mientras la demanda de Colombia Diversa y del Centro de Estudios Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia) ante la Corte Constitucional persigue el reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo sexo, otros esfuerzos paralelos, como las campañas a través de las redes sociales, están haciendo que el tema llegue a los ciudadanos corrientes.

De este modo se busca que todos seamos interlocutores y se conceda a las opciones personales la importancia que merecen ante un asunto que se había mantenido relativamente circunscrito al ámbito legislativo y, más recientemente, al de los tribunales.

En otras palabras, campañas masivas como las de Colombia Diversa, nos dan la oportunidad de construir como ciudadanos jurisprudencia de la mano de la Corte, que tiene la responsabilidad de emitir su concepto respecto de la constitucionalidad de la restricción.

Familias de mil colores

Lo cierto es que también está en juego la posibilidad de reconocer jurídicamente a otras muchas familias de carne y hueso que no se ajustan a la definición oficial de “familia”, según la cual ésta se constituye por “la decisión de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla” (artículo 42 de la Constitución).

Me refiero a familias monoparentales, a matriarcados de abuelas o madres que por cualquier razón asumen la crianza o las responsabilidades económicas, a familias como la de Cristina Rojas que ella misma describe como “trans”, pues todas las relaciones giran alrededor de su hijo Camilo, que se identifica como un hombre trans, e incluso, a relaciones estables de parejas heterosexuales que optan por formar una familia y concebir hijos fuera del matrimonio, en cuyo caso, la iglesia católica todavía se atreve a etiquetarlos como hijos bastardos o naturales.

En este sentido también se han adelantado campañas de educación ciudadana. Una de las más notables fue la Marcha de la Ciudadanía Plena LGBT que tuvo lugar el pasado 26 de junio en Bogotá bajo el lema “Somos familias de mil colores”.

Respondiendo al llamado, un grupo de estudiantes de la Universidad Distrital UD.ES.IGUAL, registró fotográficamente la realidad de asistentes y espectadores que pertenecen a familias de distintos tipos; la actividad, de tipo performance, otorgó legitimidad a las múltiples familias no-normativas.

Construir sociedad

Los derechos de estas otras familias han sido puestos en tela de juicio por autoridades como el arzobispo de Bogotá monseñor Rubén Salazar, quien afirmó que “a la pareja del mismo sexo se le pueden dar todos los beneficios y garantías, mas no equiparar con un matrimonio, toda vez que sobre la base de este es la única forma de construir una sociedad”.

Si seguimos al pie de la letra esta interpretación, el día que mis padres se separaron, todos los miembros de mi familia dejamos de contribuir a la sociedad. En esa misma línea de razonamiento, mi hermana y yo no haremos ningún aporte sino hasta cuando contraigamos matrimonio con un varón.

Para vernos como somos de verdad

En resumidas cuentas, las distintas estrategias adoptadas para buscar el reconocimiento del matrimonio igualitario, sea por vías jurídicas como la demanda de inconstitucionalidad y la campaña masiva que involucra a la sociedad civil, o sea por la vía de la movilización, como la Marcha de las familias de mil colores, han dado la oportunidad, no solo de ejercer nuestro derecho a participar en la construcción de la sociedad que nosotros queremos, sino también el espacio para mostrar la sociedad que realmente somos.


* Psicóloga de la Universidad de los Andes, Magister en Estudios Culturales de la Pontificia Universidad Javeriana. Trabaja los temas de sexualidades, género y ciudadanía. Actualmente gestiona y promueve proyectos con la PUJ, el IESCO de la Universidad Central y Canal91.org

 

 

 

 

Claudia-Hurtado

Claudia Hurtado-Caycedo*

 

Escribir un comentario

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia)con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Que incorporen contenido racista, sexista, homofóbico o discriminatorio por razón de nacionalidad,sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
4. Que hagan directa o indirectamente apología del terrorismo o de la violencia.
5. Que apoyen diferentes formas de violación de derechos humanos.
6. Que incluyan contenidos o enlaces que puedan ser considerados como publicidad disfrazada, spam o pornografía.
7. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Sentido Contrario
+3 # Sentido Contrario 25-07-2011 09:52
El hecho de que algunos integrantes de la sociedad sigan considerando que ésta se constituye únicamente por medio de instituicones como el matrimonio heterosexual sigue dejando de lado, como usted lo afirma, a gran cantidad de personas que han tenido que abrirse paso en medio de formalismos e ideas tradicionales. Como dijo Fabián Zanabria en el video que publicó ayer, una persona no es ciudadana por ser homosexual, sino porque es ciudadana y punto.
Muy buen artículo!
sentidocontrarioorg.wordpress. com
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Diego
+3 # Diego 25-07-2011 15:59
Yo leo la constitucion y la encuentro completamente abierta en cuanto a la estructura de una familia: "
DE LOS DERECHOS SOCIALES, ECONOMICOS Y CULTURALES
Artículo 42. La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por
vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de
contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla". No es una definición de familia, ni es equivalente a matrimonio. Desde el punto de vista puramente lógico, solo se puede concluir que "matrimonio" es uno de los caminos de los heterosexuales para conformar familia. Claramente homo, hetero y multisexuales pueden conformar familias " por la voluntad responsable de conformarla" o por vinculos naturales o jurídicos. QUe no salgan los fundamentalista s con lecturas antediluvianas del código civil. LA CONSTITUCION MANDO A RELEERLO CON OTRA OPTICA.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
leandrorache
-6 # leandrorache 26-07-2011 08:32
Hoy no se define el matrimonio homosexual y la adopcion de niños por parte de parejas homosexuales, hoy se define algo mas profundo, y para eso voy a llevarlos a un futuro presente que tal vez ya paso:

Un dia tu, siendo niño o niña despiertas y te alistas para ir al olegio, tu mama se levanta pero resulta ser un hombre al que debes llamar mama, ahora tu mama te lleva al colegio y tus compañeros te preguntan por tu mama y viene la pregunta crucial: Quien es tu verdadera mama ? tu eres adoptado cierto? que concepto de mama puede construir un niño en estas condiciones y que identidad sexual puede construir en este escenario, muy probablemente va a ser objeto de burla por tan especial "Familia".

En Otro lugar, dos parejas realizan un curso matrimonial, una se casara bajo el rito catolico y la otra se casara por el rito civil. La pareja catolica sabe que su compromiso esta basado en el amor, y en el deseo sexual que es innato a la proceacion, buscan establecer una familia estable, feliz, donde sus hijos crezcan con una estabilidad, con valores y con una perspectiva correcta de la familia, donde le digan Papa a su papa y mama a su mama. .. Por otro lado la pareja homosexual no puede ser aceptada bajo el rito catolico pues no es una union con fines de procreacion ni de preservacion de los valores familiares, deben acudir a la ley para legalizar su convivencia, donde pretenden identificarse como esposos, pero no podran denominarse papa o mama!, ahora buscando establecer un modelo de familia donde no hay posibilidad de procrear, acuden al ICBF haciendo fila para esperar que el gobierno les asigne un niño, pues su imposible biologico pretenden subsanarlo con el criterio de igualdad, donde claramente este criterio no aplica al concepto de papa o mama cuando no se tiene definido un sexo opuesto a la figura establecida para papa o mama, quien asumira el rol de papa y quien el de mama?, quien dira al niño que es adoptado, sera que este niño asume el complejo de edipo o de electra? asumira su sexualidad segun el sexo que posee o sus papas afectaran su percepcion de valores ?

Yo personalmente me siento afectado cuando personas pretenden establecer familias por vias legales cuando no lo pueden establecer por medios biologicos, ya que no es una union para la procreacion, que tipo de familias pretenden establecer a fuerza de ley ?.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Especial radiografia de la corrupción IX

El Valle del Cauca (segunda parte): política y corrupción en las ciudades

Cali, Colombia.

Javier DuqueEn treinta años han sido investigados –y a veces condenados– por corruptos más de veinte alcaldes y una gran cantidad de funcionarios de las grandes, medianas y pequeñas ciudades de un departamento que tiene fama merecida de pujante y de moderno.  

 Javier Duque Daza*

Conversaciones sobre economía con César Ferrari

Regulación Económica

Con Alejandro Chaves

Ir a archivo

Videocolumnas

Sandra Borda

José Gregorio

Ver más videocolumnas

Arte y Cultura

Fast Fashion: moda para muchos

Moda en Colombia.

Daniel RojasEs mucho más que la prenda de vestir. Es el mercado de consumo en este nuevo siglo, donde la novedad y la lealtad de marca importan más que el precio, la calidad o la durabilidad. ¿Por qué las  grandes cadenas están viniendo a Colombia?

Daniel Eduardo Rojas*

Sazón Pública

Por  twitter1-1​@Yeyonet

Este mes           Archivo

 

Lectura Pública

Narración y memoria según Hannah Arendt

Filósofa política, Hannah Arendt.

Andrés González¿Debemos reconstruir la historia objetiva o, por el contrario, debemos narrar el pasado de manera que le dé sentido a la propia vida? Y por lo mismo ¿podría la historia estar más cerca del arte que de la ciencia?

Andrés González Scancella*

Recomendado

Buenaventura en crisis: ¿bello puerto del mar?

Detrás de la violencia que agobia a la primera ciudad del Pacífico, hay problemas severos de exclusión, falta de infraestructura, debilidad de las instituciones y remedios ineficaces. Pero el puerto tiene grandes posibilidades, y hay rutas de acción concretas para lograrlo.

Juan David González*

Mirada Pública

La Vaca Sur #SOSvacasur

Fotos: @DanielBernalB Daniel Bernal.

Nos escriben

  • Constituyente Rural Pa los de Ruana, Carajo!

    La próxima Constituyente deberá otorgarle un lugar central al tema de la tenencia y uso de la tierra y los territorios rurales. El 90% de las mejores tierras están en poder de una minoría de latifundistas, terratenientes y agroindustriales, que por más de cinco décadas han expropiado y desplazado al campesinado. Mientras se mantenga ese estado de cosas, la paz seguirá siendo una utopía. Ese es uno de los principales retos que tenemos en el marco del posacuerdo, del mal llamado posconflicto. PorNorberto Jaramillo en el artículo de Carlos Alberto Suescún - Andrés Fuerte Posada: La escandalosa desigualdad de la propiedad rural en...

RP en los medios