RazonPublica.com

La historia oculta de Corabastos (1ª parte)

(Tiempo estimado: 6 - 12 minutos)

Ariel_Avila_Razon_PublicaBOGOTA

El enorme mercado central de Bogotá huele a podrido, literal y figuradamente. Las instituciones perdieron su control hace muchos años. Pero lo realmente picante han sido las etapas sucesivas que han marcado el paso de paras y guerrillas, dejando una estela nauseabunda de inseguridad. 

Ariel Ávila*

La despensa en disputa

Recientemente CORABASTOS ha sido objeto de discusión pública, debido a la protesta que realizaron algunos sectores ante la inminencia de la elección de la nueva junta directiva.

Creada en 1970, la Corporación de Abastos de Bogotá se ha convertido en la principal abastecedora de alimentos para una ciudad de cerca de 8 millones de habitantes. A esta central llegan diariamente cerca de 12 mil toneladas de productos de diferentes lugares del país, y de allí se redistribuyen para toda la ciudad y para otros departamentos.

Ariel_Avila_corabastos
Creada en 1970, la Corporación de Abastos de Bogotá se ha convertido en la principal abastecedora de alimentos para una ciudad de cerca de 8 millones de habitantes. 
Foto: Arcoiris.com

Podría decirse que la seguridad alimentaria de la capital -particularmente la de los hogares de estratos 1, 2 y 3- depende del buen funcionamiento de CORABASTOS. Además, los ingresos de cerca de 50 mil familias dependen de empleos directos generados por la central. Desde principios de la década de los ochenta cientos de establecimientos comerciales barriales se abastecen en CORABASTOS y a su vez configuran una densa red de aprovisionamiento para los hogares capitalinos.

El movimiento comercial —del orden de 10 mil millones de pesos diarios— y la economía informal que fluye por CORABASTOS permiten camuflar un alto volumen de actividades ilegales. Por eso la historia de la Corporación no ha sido ajena a fenómenos de ilegalidad y a disputas por su control.

Esta vez, a raíz de la protesta, se ha criticado la situación de seguridad y se menciona la existencia de una mafia que habría controlado a la propia gerencia de CORABASTOS. De estos asuntos se ocupa esta primera parte de mi artículo. También han comenzado a surgir denuncias sobre los procesos de contratación que habían hecho las diferentes administraciones de la Corporación, sobre las cuales hablaré en una próxima edición de Razón Pública.

Dos problemas diferentes

Durante años, la discusión central en torno a CORABASTOS se había enfocado sobre los conflictos y los grados de violencia que se registran en su entorno. Esta discusión se ha referido a dos problemas:

  • por una parte, el gran impacto directo de la delincuencia común sobre la localidad de Kennedy, donde se ubica CORABASTOS;
  • por otro parte el impacto del crimen organizado y, en especial, la articulación de diferentes mercados ilegales desde la Corporación hacia el resto de la ciudad.

La delincuencia ordinaria

Es importante distinguir entre la delincuencia común y el crimen organizado.

Ariel_Avila_marcha_corabastos
La seguridad alimentaria de la capital -particularmente la de los hogares de estratos 1, 2 y 3- depende del buen funcionamiento de CORABASTOS. 
Foto: Arcoiris.com

Generalmente el primero afecta sustancialmente la percepción de seguridad de una ciudad o de una comunidad. Se refiere principalmente al hurto simple, el raponeo, al hurto de celulares y en general a acciones — que siendo ilegales — involucran a pequeños grupos de delincuentes, incapaces de cooptar o de corromper las instituciones, sin contactos directos con otras ciudades o con el crimen trasnacional y sobre todo, sin una coordinación con otras organizaciones ilegales.

La gran afluencia de personas a CORABASTOS, así como la informalidad de los flujos económicos, atraen este tipo de acciones criminales. Una buena proporción de delitos de alto impacto afectan a CORABASTOS y a su entorno. Las quejas tanto de comerciantes como de clientes son constantes.

El Centro de Atención Inmediata (CAI) Caldas que cubre a CORABASTOS es uno de los que agrupan mayor delictividad en Bogotá: la tendencia no se ha modificado durante los primeros tres meses de 2012. El siguiente mapa muestra los 25 CAI de la Policía Metropolitana más afectados por acciones criminales. Entre ellos se encuentra el CAI Caldas.

BOGOTÁ:
25 CUADRANTES DE CAI CON MAYOR DELICTIVIDAD EN 2011 [1]

Ariel_Avila_delictividad_bogota

Fuente: Policía Nacional. 2010. “Cavilación Espacial Unidades Policiales”,
Bogotá: DIJIN.

Este contexto de alta criminalidad dentro de CORABASTOS se articula con un entorno bastante conflictivo, sobre todo representado por las zonas de María Paz y Patio Bonito. De hecho, algunos de estos barrios surgieron de procesos de invasión en terrenos de CORABASTOS en 1991, cuando la Corporación perdió prácticamente la mitad de su superficie.

En esta zona actúa una de las principales bandas de tierreros de la ciudad. Por ejemplo, el predio del Terminal Nacional Pesquero, contiguo a CORABASTOS, está en disputa entre una comunidad y sus supuestos dueños.

Ahora bien: ni la Policía Metropolitana ni las empresas de seguridad que han pasado por la corporación han sido capaces de controlar esta criminalidad. Y así, dado que por lo general los mercados urbanos ilegales se entremezclan con violencia y delincuencia, suele existir en torno a ellos una demanda de servicios de seguridad privada ilegal que con el tiempo pueden convertirse en mecanismo de extorsión a cambio de protección.

En este sentido los sectores comerciales de CORABASTOS y de Kennedy y los barrios Gibraltar, Brasilia y Patio Bonito se han visto afectados por organizaciones criminales que extorsionan a los comerciantes mediante cobros de cuotas por seguridad o a través de amenazas mediante panfletos y circulación de listas.

En la localidad estas bandas criminales realizan sistemáticamente labores de “limpieza” de la zona a cambio de cuotas de seguridad, que ascienden vertiginosamente hasta convertirse en pagos extorsivos.

El crimen organizado

Este sistema de “seguridad” privada ha dado entrada al crimen organizado y por eso, desde principios de los ochenta, se sabe de la intención de diferentes grupos armados ilegales y de organizaciones criminales de tomar el control de CORABASTOS.

Conviene aclarar que generalmente el crimen organizado como tal no afecta la percepción de inseguridad, pues no es visible para el público. Por tal motivo, algunas autoridades no le asignan una prioridad muy alta en sus políticas de seguridad. El crimen organizado no origina violencia indiscriminada, pues ésta solo se utiliza como regulador del mercado.

En su ya larga historia, CORABASTOS ha pasado por cuatro hegemonías criminales:

  • La primera se vivió durante toda la década de los ochenta, principalmente la disputa entre mafias esmeralderas de Boyacá y algunas organizaciones de narcotraficantes.
  • Para la década de los noventa, las FARC comenzaron a utilizar a CORABASTOS como un centro logístico, sobre todo para el trasporte de armas y pertrechos.
  • La violencia se hizo más evidente en la tercera etapa — entre 1997 y 2005 — particularmente asociada con una violenta incursión paramilitar. En Bogotá han operado tres bloques paramilitares, dos de los cuales tuvieron un impacto directo sobre CORABASTOS.
  1. El primero en ingresar a la capital fue el Bloque República adscrito a las Autodefensas Campesinas del Casanare, al mando de Martín Llanos.
  2. El segundo fue el Bloque Capital, comandando por Miguel Arroyave o Arcángel, que a su vez era el comandante del Bloque Centauros que operaba en el Meta.

Inicialmente el Bloque República tenía como objetivo desplazar a las FARC de CORABASTOS, pero más tarde se involucró en una cruel guerra contra el Bloque Capital.

El Bloque Capital se había fundado con la disculpa de desplazar a la guerrilla de la ciudad. “Durante su primera versión libre en Justicia y Paz, Don Mario dijo que la idea fue de Vicente Castaño y de Miguel Arroyave. Aunque en la capital ya existía un grupo para, el exjefe del Bloque Centauros lo reorganizó, porque quería sacar a la guerrilla de CORABASTOS, la central de abastos” [2].

Ariel_Avila_marchan_corabastos
50 mil familias dependen de empleos directos generados por la central.
Foto: El Campanazo.

En todo caso se debe decir que en realidad “…la tarea encomendada a Arroyave no era la de perseguir guerrilleros, sino la de atajar a otro paramilitar, a alias Martín Llanos, a quién los Castaño veían como un obstáculo en sus planes de dominar el negocio del narcotráfico en todo el país. Esto demostraba que los Castaño siempre estuvieron más preocupados por el tráfico de droga que por la ideología, pues su expansión estuvo asociada con este lucrativo negocio.

“…Sacar a Martín Llanos del negocio, no sólo implicaba empujarlo fuera de Casanare y de Meta, sino también arrebatarle los negocios ilícitos en Bogotá, donde hasta que Arroyave entró, ‘Llanos’ tenía un “frente república”, del bloque que él manejaba llamado Autodefensas Campesinas del Casanare.”

“…Muy pronto, hacia 2003, estalló una guerra sangrienta por el control de la mafia que cobraba extorsiones en Bogotá a los comerciantes mayoristas y a vendedores en el gran mercado de abastos de alimentos de la ciudad, CORABASTOS, en los mataderos del sur, en la zona industrial de Puente Aranda y en los Sanandresitos, mercados de comercio informal donde se venden muchos artículos de contrabando, vehículo eficaz para el lavado de dinero proveniente del narcotráfico”[3].

El poder inicial de Martin Llanos llegó a ser tan grande que CORABASTOS entera se convirtió en una de sus oficinas de cobranzas: nada se movía sin que sus hombres lo supieran. Al final Arroyave destruyó el Bloque República y terminó quedándose con el control de CORABASTOS. Pero su hegemonía fue corta, ya que antes del proceso de desmovilización sería asesinado por su lugarteniente. Alias Cuchillo heredó el control de la central de abastos.

  • La cuarta etapa de desarrolla a partir de 2010, cuando el Loco Barrera intentó tomar el control llenando el vacío que había dejado Cuchillo. De hecho, desde octubre de 2011, comenzó una importante consolidación mediante el grupo conocido como los Llanerazos, un grupo de sicarios.

Durante el 2012, Bogotá ha reducido la tasa de homicidios en varios puntos, pero preocupa el aumento del sicariato en la ciudad. La consolidación del Loco Barrera y la inminencia de la muerte de Carranza —zar de las esmeraldas y jefe paramilitar— explicarían en parte este auge del sicariato.

La importancia de CORABASTOS para estos grupos criminales no se explica solo por los niveles de extorsión, sino por el trasporte de mercancías. Durante años, Bogotá no tuvo mucha importancia para el narcotráfico y para la criminalidad. La ciudad era utilizada principalmente para propósitos de lavado de activos. Aunque CORABASTOS era significativa para ellos, no era su principal fuente de ingresos: su importancia residía en que era punto de tránsito de mercancías.

Sin embargo, desde 2008 las diferentes organizaciones de narcotraficantes han comenzado a cambiar su visión sobre Bogotá. Como el ingreso per cápita de la ciudad ha aumentado bastante, han comenzado a construir en Bogotá una infraestructura para el microtráfico mediante ollas (expendios de droga al menudeo). También se ha ampliado el mercado de armas.

Uno de los principales mecanismos de ingreso de mercancías ilegales es el uso de camiones que traen uvas o manzanas desde Ecuador: dado que se trata de vehículos refrigerados, la Policía no puede revisarlos sin que la mercancía sufra daños importantes.

Esta economía ilegal ha creado grandes redes de corrupción que permiten que las mercancías ilegales penetren en CORABASTOS. Cabe aclarar que esta economía ilegal no involucra a la gran mayoría de comerciantes que laboran y viven de CORABASTOS. Se trata más bien de un control invisible.

* Coordinador del Observatorio del Conflicto Armado de la Corporación Nuevo Arco Iris, consultor de diferentes instituciones nacionales e internacionales. Tiene un total de 31 publicaciones en temas de crimen organizado, seguridad urbana y conflictos armados internos.


alt@ArielArcoIris 

 
Para ver las notas de pie de página, pose el mouse sobre el número sin dar click

Comentarios   

-1 # hector 02-04-2012 18:17
Sr. Ariel, lo que usted describe en esta artículo es una radiografía de lo que ha sido nuestro país en los últimos 25 años. Cuando los ganaderos en el norte de Colombia conformaron el para-militarism o una de sus funciones era la "limpieza social" e implementar estrategias para su auto-sostenimie nto. Durante la Gobernación de Uribe en Antioquia el boleteo o "vacuna" se implemento desde el tendero a organizaciones bien establecidas como empresas de transporte de servicio público. A partir de la llegada de Uribe a la Presidencia, los paramilitares se organizaron de manera eficiente, efectiva y eficaz cubriendo todo sector de Colombia, ya que el estado absorbió gran parte del para-militarism o a travez de sus instituciones armadas, no olvidemos el caso que denunció los medios de comunicación, en el barrio Teusaquillo. Con la implementación de los derechos humanos a nivel internacional, los para-militares han adquirido mayor protagonismo, ver historia Centroamérica. Sin lugar de dudas Corabastos, es como Ecopetrol, cementos entre otros un gran negocio. Uribe quiso meterle mano a CORABASTOS para que "lo administrara un grupo Antioqueño". Los alimentos son política a nivel internacional, he ahí el problema principal. NOTA: nombre a Uribe, como punto de referencia por ser tan actual y refleja lo que es la Colombia del 1%.
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # Felipe Botero 02-04-2012 18:59
Respecto al tráfico de armas en camiones refrigerados, la Policía debería comprar o mandar a hacer máquinas de rayos X que puedan revisar la carga. Una inversión costosa, sin duda, pero podría ser muy efectiva.
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # indignadosconlacorru 03-04-2012 13:26
LA situación de corabastos preguntamos la conocen organismos como la fiscalia DIJIN etc cuando estudian al sicariato ?? y la corrupcion como el contrato de basuras ??eso es realmente preocupante, y parece que el distrito en los últimos años del POLO se replegó, dejando que la delincuencia gobernara esa plaza...donde esta la inteligencia contra el delito organizado ?? a investigado la cooperativa de vigilantes ( farc ) que opera en tierra buena kkenedy y bosa ?? ponen hasta administradores de conjuntos
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # Jromero 07-03-2013 01:23
Segunda entrega de los actos de corrupción de Héctor Zabala Cordoba miembro de la Junta Directiva de Corabastos, este famoso miembro de junta directiva de Corabastos representante de la comunidad LGBTI, quien recibió la primera comisión del contrato de vigilancia en la oficina de la gerencia de Corabastos ($90.000.000), en el 4° piso, favor preguntar a Estella Baquero, la segunda entrega se realizó frente a la Calle 24 B No. 68A-42 Conjunto Ventura Ciudad Salitre ($100.000.000), todo está en videos.
Es hora de hacer una segunda entrega, Héctor Zabala Cordoba y el comerciante Salcedo se unieron para apoderarse de 3 locales de Corabastos que tienen un precio de $600.000.000, en uno de los actos de presión y chantaje que Héctor Zabala Cordoba ejerce sobre los gerentes y directivos de Corabastos, aprovechándose de su condición de miembro de Junta Directiva.
Próxima entrega como se negoció la elección de Mauricio Parra y cómo va la CASETA del Colegio de Corabastos.
Por la dignidad de Corabastos señores accionistas elijamos miembros de Junta transparentes, íntegros, representativos y honrados.
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # umberto 21-03-2013 15:24
personalmente veo que las plazas de abastecimiento como Paloquemao y corabasto como estan siendo reguladas no sirven al bienestar de los bogotanos!!! casi ninguno expide factura,por tanto es un cartel de personas que evaden impuestos dañando la colectividad y el mercado que si cumple para su propia ganancia y los organismos de control que hacen ?
Responder | Responder con una citación | Citar
0 # ajocrajo 21-03-2013 22:36
Colombia es un país con unas oficinas que se llaman entes de control y son estas las máscaras que durante décadas han permitido que la mafia ande libremente por cualquier institución en Colombia y este modelo de control lo maneja es el capo de capos políticos, osea el congreso
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia)con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Que incorporen contenido racista, sexista, homofóbico o discriminatorio por razón de nacionalidad,sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
4. Que hagan directa o indirectamente apología del terrorismo o de la violencia.
5. Que apoyen diferentes formas de violación de derechos humanos.
6. Que incluyan contenidos o enlaces que puedan ser considerados como publicidad disfrazada, spam o pornografía.
7. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Compartir

en tus redes sociales

Esta semana en RP