facebook   twitter   youtube 

¿Los Simpson están planeando jubilar a Apu?

(Tiempo estimado: 5 - 10 minutos)

Apu

Uno de los personajes más recordados de la popular serie podría salir próximamente de ella, y el debate no se ha hecho esperar. ¿Ha llegado muy lejos la eliminación de los estereotipos en la televisión o es este un gesto de respeto necesario hacia la comunidad india?  

Ana María Ferreira*

La familia más famosa

En diciembre de 1989 salió al aire el primer episodio de Los Simpson, que rápidamente se volvió uno de los programas más exitosos de la televisión. Hoy, después de 30 años al aire, es la serie animada más larga de la historia. 

Con casi 650 episodios, los Simpson son ya una institución. En un medio como la televisión, donde la audiencia y el rating determinan la continuidad de los programas, esta serie ha logrado inventarse y reinventarse a lo largo de tres décadas para mantenerse relevante y divertida.

La premisa de la serie es muy sencilla: una familia pequeña de clase media (papá, mamá y tres hijos) que vive en Springfield, un pueblito pequeño de Estados Unidos. En cada capítulo alguna situación absurda desencadena una secuencia de eventos que se resuelve graciosamente al final.  Los hombres de la familia (Homero y Bart) no son nada inteligentes y sus respuestas siempre son torpes e inmaduras, mientras que las mujeres (Marge y Lisa) son inteligentes y ordenadas. La bebé Maggie no puede hablar y su personalidad no afecta mucho los acontecimientos.

Esta serie ha logrado inventarse y reinventarse a lo largo de tres décadas para mantenerse relevante y divertida.

El show es bastante progresista o liberal. En él, Lisa ocupa un papel fundamental y es claramente la más inteligente de todos. Es usualmente ella quien plantea los debates sobre la política de Estados Unidos, los derechos de la comunidad LGBT+, la legalización de las drogas o el feminismo, entre otros temas.

Alrededor de la familia Simpson aparece una serie de personajes secundarios que sin embargo hacen parte fundamental del programa. Esta serie no se podría pensar sin el papá de Homero, sin la maestra de Bart o sin Krusty, un payaso que presenta un programa de televisión para niños. También han figurado muchas otras personas famosas, desde presidentes hasta actores y músicos que han dado voz a sus propios personajes animados.

¿Estereotipo o visibilidad?

Apu
Apu
Foto: Flickr

Uno de los personajes secundarios del universo de Los Simpson es Apu Nahasapeemapetilon. Es de India, pero también es un ciudadano estadounidense que tiene un doctorado en Ingeniería de Sistemas. Tuvo que trabajar en Kwik-E-Mart para pagar sus deudas de la universidad y se quedó a trabajar allí para siempre. Tiene una familia grande: esposa y ocho hijos, y en algunos episodios han aparecido sus hermanos y su madre. Aunque Apu no es un personaje fundamental de Los Simpson, sí hace parte sustancial de las historias y de la vida en Springfield.  

Una cosa que vale la pena señalar es que los personajes de Los Simpson son de color amarillo, es decir, las personas blancas son dibujadas en amarillo, mientras que los personajes negros, como Karl y el Dr. Hibbert, son dibujados con este color. Por su parte, Apu y su familia son dibujados con la piel café.

Gracias a un debate muy necesario, en los últimos años la ciudadanía en general y las minorías raciales y étnicas en particular han empezado a protestar y a exigir que se abran más espacios para ellos. Esta discusión ha traído muchos cambios positivos, y cosas que se pensaban imposibles en el pasado, como que una mujer, un indígena o una persona negra llegara a ser presidente, se ha vuelto realidad en países como Chile, Bolivia y Estados Unidos. Estos cambios también se han sentido en el mercado laboral, las ciencias, la academia y los medios de comunicación.

En la televisión han empezado a abrirse lentamente los espacios para que actores, escritores y directores de distintas razas y orígenes puedan contar sus historias. En un país como Colombia, los cambios se han dado muy lentamente y todavía tenemos por delante el enorme trabajo de una televisión más diversa e incluyente. Por su parte, en Estados Unidos, un país con gran cantidad de inmigrantes y con una enorme industria de televisión, los cambios ya empiezan a notarse.

Puede leer: “Coco” y la posibilidad de un cine más latino

Por ejemplo, los latinos se están viendo más frecuentemente en la pantalla y artistas como Sofía Vergara es una de las actrices mejor pagadas de la televisión por su papel de Gloria en Modern Family. En este programa vemos a la sensual actriz barranquillera haciendo el papel de una apasionada colombiana, casada con Jay Pritchett, un hombre acomodado y bastante mayor. Gloria era una madre soltera, extremadamente sexy, que no tiene ningún trabajo y que habla inglés con un acento marcado.

Traigo a colación el personaje Gloria porque a este se le han hecho críticas muy parecidas a las que envuelve el debate que se está dando a propósito de Apu. Tanto al personaje de Vergara como a Apu se les puede ver como estereotipos de los inmigrantes: las colombianas y los indios, respectivamente.

¿Reírse con o reírse de?

logo-simpsons-ana-ferreira.jpg - 105.32 kB
Logo de los Simpsons
Foto: Wikipedia

Apu causa incomodidad por distintas razones.

Por una parte, el actor que hace la voz de Apu—Hank Azaria—es un hombre blanco que imita el acento de un inmigrante indio. El acento exagerado es un estereotipo de cómo hablan inglés los indios. Por otra parte, Apu trabaja en Kwik-E-Mart, una tienda de ficción que se parece mucho a los 7-Eleven. Un 7-Eleven es lo que en Colombia sería hoy un Oxxo, es decir, una tienda pequeña de barrio que es al mismo tiempo una cadena multinacional.  

La opinión de las personas indias es la única que debería importarnos en esta discusión. 

El problema con el Kwik-E-Mart donde trabaja Apu consiste en que muchas personas de la India en Estados Unidos trabajan en efecto en los 7-Eleven (los estereotipos casi siempre tienen su origen en la realidad). La definición de ‘estereotipo’ es cuando una característica particular se exagera, se simplifica y se usa para describir a una persona o a una comunidad. Muchos indios trabajan en 7-Eleven, al igual que muchas personas de la India son taxistas, matemáticos o profesores, pero al mostrar al único personaje indio de Los Simpson haciendo este trabajo se refuerzan las ideas preconcebidas sobre un grupo de personas o una comunidad.

Esto es lo mismo que nos pasa a los colombianos con el cine y la televisión internacional: la mayoría de los personajes de nuestro país en la pantalla son narcotraficantes o están de algún modo relacionados con la corrupción. Uno de los narcotraficantes más peligrosos y reconocidos en el mundo era colombiano, sí, pero, ¿por culpa de Pablo Escobar vamos a tener que aguantar que nos presenten como narcotraficantes por el resto de la historia? Obviamente es peor tener la imagen de narcotraficantes peligrosos que la de ser amables tenderos; pero no por ser menos violenta la imagen es menos condescendiente.

Puede leer: Racismo y publicidad: una imagen vale más que mil palabras

El debate sobre Apu empezó hace un año, cuando el comediante indio Hari Kondabolu escribió y protagonizó el documental El problema con Apu (2017). Y la controversia se viralizó recientemente cuando Adi Shankar, un productor de televisión de origen indio, dijo que había oído decir que Apu saldría del aire. Los productores de Los Simpson solo han respondido vagamente a estas afirmaciones.

En su documental, Kondabolu entrevista a actores y comediantes indios o indio-americanos sobre su reacción al personaje y la mayoría de ellos lo encuentran bastante ofensivo.  La opinión de las personas indias es la única que debería importarnos en esta discusión. Kondabolu resume su posición diciendo: Apu “es un hombre blanco haciendo una imitación de un hombre blanco burlándose de mi padre”.

Kondabolu reconoce que Apu fue uno de los primeros indios que apareció en la televisión y que gracias a la enorme popularidad de Los Simpson un personaje indio ha sido visto por millones de personas alrededor del mundo. De hecho, algunas de las personas que defienden el personaje, algunas de ellas nacidas en la India, argumentan que ver a Apu en la televisión fue importante porque fue ver a alguien como ellos por primera vez en la pantalla. Otros afirman que en el colegio o en la calle la gente los ha llamado Apu o les piden que repitan líneas famosas del personaje.

Se puede afirmar que Apu no es necesariamente un ataque a la comunidad india de Estados Unidos y que no fue creado con la intención de humillar a nadie. Sin embargo, la diferencia entre ‘reírse con’ y ‘reírse de’ sigue siendo fundamental.

¿Nos reímos para divertirnos, pasar el rato y crear comunidad? ¿O nos burlamos para humillar, y mostrar nuestras debilidades y nuestro racismo? Apu fue importante como un personaje que trajo diversidad a la pantalla hace 30 años. Sin embargo, es probable que el tiempo de Apu ya haya pasado. No es posible que en un mundo donde los inmigrantes de India son ingenieros, mecánicos o abogados, el único inmigrante de Los Simpson siga estando representado con un simple estereotipo.

*Doctora en Literatura y Estudios Culturales de la Universidad de Georgetown, profesora de la universidad de Indianápolis donde ensera e investiga sobre América Latina.

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Esta semana en Razonpublica