Edición del lunes 10 de diciembre de 2018

 facebook   twitter   youtube 

¡Queremos cumplir 10 años más!

#DonaAquí

Por Hernando Gómez Buendía

La Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo: ¿el verdadero Estado colombiano?

(Tiempo estimado: 7 - 13 minutos)

Luis Carlos Sarmiento.

Aurelio SuarezEl empresario tiene gran influencia sobre todos los ámbitos de la sociedad colombiana. ¿Cuál es su cuota de responsabilidad en el escándalo de Odebrecht?*

Aurelio Suárez**

Leer más...

Un fiscal ad hoc: ¿la solución?

(Tiempo estimado: 6 - 12 minutos)

Duque y Martínez.

jorge ivan cuervoNecesitaríamos otra fiscalía para investigar la corrupción relacionada con Odebrecht sin que el fiscal Martínez interfiera ni tenga que renunciar. ¿Cómo llegamos a esto?

Jorge Iván Cuervo*

Leer más...

El fantasma del revisionismo histórico ronda el Centro Nacional de Memoria Histórica

(Tiempo estimado: 5 - 10 minutos)

CNMH.

Jefferson JaramilloVicente Torrijos fue nombrado y renunció el mismo día a la dirección del CNMH. Mientras el gobierno insiste en que se reescriba la memoria histórica del conflicto armado para que le dé gusto a la derecha, las organizaciones de víctimas insisten en que se garantice la idoneidad, la legitimidad y sus derechos con la selección del director.

Jefferson Jaramillo* - Érika Parrado**

Leer más...

Colciencias: de espaldas a las ciencias sociales

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

El Subdirector de Colciencias, Alejandro Olaya Dávila.

María Victoria Uribe

La construcción del país y de la paz necesita de profesionales capaces de reconstituir nuestro tejido social. Pero Colciencias piensa que lo “rentable” es apoyar proyectos en ciencias “duras” aun en desmedro de las ciencias sociales.  

María Victoria Uribe* - Eduardo Restrepo**

Retórica y realidad

Alejandro Olaya, subdirector del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (COLCIENCIAS) afirmó en un escrito reciente que esta institución “va a tener un papel protagónico como entidad que orienta el propósito científico, tecnológico y de innovación de Colombia, en una era de postconflicto y paz para el país. Será una nueva era en la que podemos proveer todas esas soluciones a las desigualdades y los desafíos que implica reconvertir el país hacia una economía y una sociedad que funcione en paz”.

Es explícita. Está en los criterios de evaluación de la convocatoria 727. Ahí declaramos que el 70 % de las becas irían para ciencias básicas e ingenierías y 30 % para otras disciplinas”. 

Pero semejante aseveración contradice las últimas disposiciones de COLCIENCIAS, que en efecto marginan a las ciencias sociales a la hora de asignar los recursos. Refiriéndose a estas disposiciones, el propio Olaya declaró que “sí existe una política y no es velada, es explícita. Está en los criterios de evaluación de la convocatoria 727. Ahí declaramos que el 70 % de las becas irían para ciencias básicas e ingenierías y 30 % para otras disciplinas”.

Para justificar tan arbitraria disposición, el subdirector dice más adelante que “lo único que buscamos en Colciencias es que los recursos públicos se entreguen a los programas de mejor desempeño”.

Saberes que sí producen

Sede de Investigación Universitaria de la Universidad de Antioquia.
Sede de Investigación Universitaria de la Universidad de Antioquia.
Foto: Wikimedia Commons

Esta política desconoce los aportes que las ciencias sociales le han hecho a un país convulsionado y en crisis permanente, y con un desarrollo social desigual y accidentado. Ante los hechos cabe preguntarse si serán entonces los físicos, los ingenieros o los químicos quienes se encargarán de analizar y hacer recomendaciones acerca de los cambios que se le vienen encima a Colombia con la firma – no ya apenas de los tratados de libre comercio- sino de los acuerdos en La Habana, con la creación de la comisión de la verdad  o con el sistema de justicia especial.

Arturo Escobar, respetado antropólogo vinculado a la Universidad de Carolina del Norte, considera que “Colombia, como tantos otros países del planeta, enfrenta un conjunto de situaciones muy dramáticas. Estos problemas, mucho más que problemas científicos y técnicos, son problemas sociales, culturales, y del imaginario de país y sociedad que queremos. Sería por demás ingenuo pensar que solo los llamados ‘expertos’ de las ciencias duras y económicas tienen la respuesta a las inusitadas preguntas y situaciones del posacuerdo”.

Pero esta situación de Colombia, que resulta evidente para los científicos sociales, es desconocida por los altos funcionarios para quienes resulta “más rentable trabajar en energías alternativas que en mecanismos de diálogo en una vereda de un municipio recóndito”, como dice Carolina Rivera, investigadora del Observatorio de Ciencia y Tecnología.

Todo parecería reducirse a la rentabilidad en el más recortado sentido de esta palabra,  desconociendo que parte sustancial del atraso en materia de competitividad internacional, del conflicto armado y de los problemas de inequidad y pobreza que agobian al país se afincan precisamente sobre asimetrías y sobre lógicas del privilegio-despojo derivadas de tales políticas.

Estrechez de criterios

Recientemente, doce decanos de las facultades que agrupan carreras como Psicología, Antropología, Filosofía, Economía y Sociología decidieron crear la Asociación de Facultades de Humanidades y Ciencias Sociales. En este grupo figuran académicos de las universidades Nacional, de Antioquia, de Caldas, del Magdalena, del Valle y Tecnológica de Pereira.

Entre otras cosas consideran los decanos que la visión del conocimiento y de la investigación de COLCIENCIAS es “productivista”, y por lo tanto la entidad utiliza criterios muy discutibles para “medir” la calidad de los procesos y resultados de la labor investigativa en los campos de las  ciencias sociales y de las humanidades.

De esta manera, COLCIENCIAS se ha dedicado a desestimular el avance de las ciencias sociales y de las humanidades, peor todavía, a negar de manera sistemática la pertinencia de estas para el desarrollo integral del país, al fomentar, con sus modelos de medición, cierto tipo de prácticas que resultan nefastas cuando se trata de las comunidades académicas dedicadas a las disciplinas sociales o a las humanidades.

Para comprender en su complejidad las múltiples realidades sociales y culturales que se verán transformadas como efecto de la creciente inserción de Colombia a la economía global, y en especial de los acuerdos de La Habana, harían falta comunidades de científicos sociales cuyas características y fortalezas desde hace mucho tiempo están por fuera de la agenda de COLCIENCIAS.

La visión del conocimiento y de la investigación de COLCIENCIAS es “productivista”

Ante tales situaciones y desafíos, una política centrada únicamente en el estímulo a la publicación de artículos en revistas indexadas, preferiblemente en inglés y dentro de los percentiles garantizados por las multinacionales del conocimiento, resulta evidentemente equivocada y desfasada. Las manías o taras de la “ciencio-metría”, ante las cuales COLCIENCIAS se ha postrado, y ante las cuales pretende postrarnos, no solo desconocen sino que socavan los compromisos y aportes de las ciencias sociales y humanidades al posconflicto y a la apropia competitividad integral de Colombia.

Protestan los científicos

El Subdirector de Colciencias, Alejandro Olaya Dávila.
El Subdirector de Colciencias, Alejandro Olaya Dávila. 
Foto: Colciencias

En una actitud autista y arrogante, COLCIENCIAS sistemáticamente ha desoído las críticas y las propuestas que le han sido formuladas por bien acreditadas  comunidades científicas (y no solo desde las ciencias sociales y humanidades), tanto por sus errores técnicos básicos como por los efectos perversos de sus cada vez más engorrosas convocatorias de medición de grupos.

Por ejemplo, en un texto público varios humanistas de la Universidad de Antioquia se refirieron al costo económico prohibitivo que significa alimentar la plataforma con los datos y soportes solicitados en la anterior convocatoria. Por otro lado, profesores del Departamento de Ciencias Naturales y Matemáticas de la Universidad Javeriana de Cali publicaron otra carta donde afirman que con la unidad de análisis y los criterios de medición de COLCIENCIAS no es posible lograr los objetivos de tales mediciones.

Resumiendo, si COLCIENCIAS ni siquiera sabe hacer lo que dice que hace, no es de extrañar su incapacidad para entender los efectos perversos de lo que hace para el avance de la investigación social y las humanidades en Colombia.

Por tanto, es hora de que COLCIENCIAS sea interpelado por quienes nos negamos a ser cómplices de sus plutónicas elucubraciones, que apuntalan una geopolítica del conocimiento y una colonialidad del saber que, en últimas, son expresión y garantía de un mundo de privilegios. El pensamiento colombiano – y su entidad presuntamente rectora- tienen que cambiar si es cierto que queremos un país más justo y sensato para la mayoría de los seres que lo habitamos.

 

* Antropóloga e historiadora, becaria del Wissenschaftkolleg (Institute for Advanced Study) 2014-2015 de Berlin.

** Profesor asociado del Departamento de Estudios Culturales de la Universidad Javeriana.

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Miguel
+2 # ...Miguel 03-11-2015 15:37
Esta es una buena discusión... Hay que hacer las dos cosas, patrocinar la investigación en ciencias puras, ingenierías, tecnologías, etc., pero no se pueden dejar relegadas las investigaciones de temas sociales. Tal vez Colciencias no sea el organismo indicado para dirigir estas investigaciones sociales.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Manuel Arguello
0 # Conciencias no ColcienciasManuel Arguello 03-11-2015 19:33
Cito a Miguel:
Esta es una buena discusión... Hay que hacer las dos cosas, patrocinar la investigación en ciencias puras, ingenierías, tecnologías, etc., pero no se pueden dejar relegadas las investigaciones de temas sociales. Tal vez Colciencias no sea el organismo indicado para dirigir estas investigaciones sociales.

La solución no puede ser crear otro organismo que se dedique a los estudios sociales, si es así Colciencias se debe revaluar.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Manuel Arguello
0 # Conciencias no ColcienciasManuel Arguello 03-11-2015 19:31
El país más educado es una de las frases de este gobierno, difícil misión si el ente institucional que tiene la responsabilidad de afianzar nuestro sistema se enfoca en las llamadas ciencias duras, semejante ideal tiene su sentido en tecnocracias que desconocen los aportes de las ciencias sociales vitales en el análisis, comprensión y propuestas para una nación con otra mirada, ya lo mencionan los autores "Colonialidsd del Saber, del conocimiento"en desmedro de nuestra realidad, desconocimiento de los saberes nuestros, así que tipo de nación podemos esperar? Una con los criterios mercantilistas del neoliberalismo. Imaginemos esta misma política en la Escuela, en la universidad donde las asignaturas de mayor valor son las matemáticas, las ciencias, en fin sociedad sin destino sin memoria sin porvenir .
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
María C Ramírez
0 # Antropóloga PhDMaría C Ramírez 04-11-2015 14:58
Me parece urgente ahondar en esta discusión. Cuando dirigí el Instituto Colombiano de Antropología e Historia entre 2005 y 2007 tuve asiento en la Junta Asesora de Colciencias para el programa de Ciencias Sociales y dimos discusiones al respecto de los criterios de evaluación requeridos específicamente para las Ciencias Sociales como es el caso del poco peso de los libros en comparación con artículos que en las ciencias duras tienen más valor, lo cual nos parecía que no se aplicaba para el caso nuestro, pero nada de lo que se decía era tenido en cuenta. Autismo es la mejor definición. Como lo manifestaron en el programa de Las Claves el martes pasado en Canal Capital, los profesores de la U Nacional consideran que solo se trata de decir que Colciencias les presentó a los investigadores la propuesta y dieron la aprobación. Veo que ahora se ha agudizado el problema con el asunto de las regalías de manera que es el momento de manifestarnos definitivamente . Adelante con la discusión.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Oscar
0 # AbogadoOscar 05-11-2015 05:04
Tengo conocimiento del no reconocimiento de un connotado medico como investigador, amparandose colciencias en el no diligenciamient o de formas. Medico que cuenta con gran cantidad de publicaciones en revistas indexadas.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Roberto Pardo
0 # Ph.D. Computer ScienceRoberto Pardo 05-11-2015 08:25
Aclaro mi profesion Computer Science es una disciplina que no es "hard"...está entre arte e ingeniería..... . No trabajo en Colciencias...n o conozco a nadie en Colciencias...n o vivo de ganarme convocatorias.. . he sido académido y por años empresario y consultor
No estoy de acuerdo con el discursos de este artículo. Desde luego necesitamos pensadores y analistas y expertos que hagan recomendadores en las ciencias sociales y por eso veo que hay un 30% de recursos... Pero es que el pais no va a vivir de ANALISIS, no va a generar empresas de RECOMENDACIONES , los problemas de la eficiencia del estado no se resuleven con escribir papers... Aterricen, el mundo REAL es de los que se cranean las estrategias para el sector privado Y PUBLICO pero las EJECUTAN...y ahì necesitamos a las ingenierías, a los administradores , etc....Así era PETRO, bueno para analizar, hacer debates, pero nada bueno para EJECUTAR.....Vi va Colciencias
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Isabel Roldán
0 # No es sólo análisis, también son productosIsabel Roldán 05-11-2015 11:14
Las ciencias sociales, a demás de generar análisis o recomendaciones , generan estrategias, planea y proyectos claros basados en los resultados de las investigaciones . Por otro lado en el extremo teórico de las ciencias humanas, estos análisis y "recomendacione s" son el punto de partida para la implementación de proyecto de origen más técnico.No hay que desmeritar la importancia de ninguna ciencia, y menos de las humanas en el contexto social colombiano.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Johana Jaramillo
0 # BibliotecólogaJohana Jaramillo 05-11-2015 15:37
Estoy de acuerdo, se está privilegiado el desarrollo de unas Ciencias sobre otras, lo que no es nuevo en la historia. Pero, la cienciometría en sí misma no es un problema, pero ha sido implantado un modelo que tiene una intención mercantilista y privativa del conocimiento, que no responde a los intereses de país, en vez de modelos múltiples del amplio ámbito de la cienciometría.

Por otro lado encontramos el irresponsable accionar de Colciencias. En realidad, es cierto, no cuenta con una unidad de análisis, de hecho, el Sistema Nacional de Información Científica es una estructura inexistente en el país. Tal vez lo más irónico de todo es que existió y asesoró la conformación de todos los sistemas de los países del hemisferio.

Hoy, resulta evidente que las políticas de Colciencias son producto de un profundo desconocimiento de la producción científica, de los flujos de producción, tratamiento y circulación de la información científica.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Adrián Fuentes
0 # Arrogancia y autoritarismo en COLCIENCIASAdrián Fuentes 04-11-2016 12:54
El GOBIERNO es un invento del pueblo. Tiene como visión EL BIEN COMÚN y la misión de "ESTIMULAR" los puntos Del tejido social CLAVE que no se encuentran dinamizados o funcionan contrarios al bien común.

Conforme a lo anterior, cada instancia de un gobierno debe ser evaluada conforme al logro de sus objetivos y funciones sectoriales y ministeriales, POR EL PUEBLO, y esta debe acatar las consideraciones que el pueblo le impone. porque el GOBIERNO emana del pueblo y para el PUEBLO, si estas instancias, cualesquiera que fueren, no se ajustan a las indicaciones del PUEBLO, se constituye en un ejercicio de AUTORITARISMO y DISCRIMINACIÓN de la parte gobernada afectada, y por ello el gobienro debe ser juzgado ADMINISTRATIVAM ENTE por el uso de sus atribuciones en perjuicio de la sociedad a quien se debe entregar por definición y constitución.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

VideocolumnasVideocolumnas

 

Mafe Rojas

  • ¿Emisiones 0 en Bogotá 2040?

    Este ambicioso proyecto busca que los vehículos que circulen en 2040 en la ciudad, sean de cero emisiones. Por María Fernanda Rojas.

Alejandro Palacio

Videocolumnas10 aniversario

 

Hernando Gomez Buendia

  • Estado Colombiano en deuda con las mujeres

    Después de diez años de la ley 1257, el estado colombiano no ha logrado avanzar en una plena eliminación de las violencias contra las mujeres. Por Adriana Alquichides.

Ver más videocolumnas

Arte y Cultura

Boca Juniors vs. River Plate: El triunfo del colonialismo

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

Estadio Santiago Bernabéu, donde se jugó la final de la Copa Libertadores 2018.

David QuitianLa final más larga de la historia incluyó problemas meteorológicos, cancelaciones y actos de violencia. Después de muchas discusiones y especulaciones, se llevó a cabo en un estadio español. ¿Quién ganó realmente?

David Quitián*

RP en los medios

  • Duque y los estudiantes Sábado, 08 Diciembre 2018

    Los colombianos elegimos a este presidente por ser buena persona, y ahora deberemos pagar las consecuencias.    Hernando Gómez Buendía*

Ver más RP en los medios

Mirada Pública

Welcome to Bogota

Fotografías de Angélica Zambrano @Anyelik 

Recomendado

Lo bueno, lo malo y lo feo de la Ley de financiamiento

¿Ahora sí pasará la Ley de Financiamiento?.

Daniel Wills¿Se pregunta qué pasó con la reforma tributaria, ahora que se cayó la impopular ampliación del IVA? Aquí se lo contamos en palabras comprensibles.

Daniel Wills*

Sazón Pública

Por Anyelik y Papeto.
Esta semana      Archivo

Nos escriben

  • Esperanza

    La comisión de la verdad en los próximos 3 años intentará explicarnos lo inexplicable para que nuestra guerra tan incomprensible pueda algún día ser comprendida, hay esperanza, necesita acompañamiento. Creo en el trabajo de los comisionados por sus historias de vida, por favor manténganlos informados e iremos construyendo la posibilidad de reconciliación a pesar de estar tan divididos. La guerra nos marcó pero la Comisión puede señalar los caminos. Por Leonor Peñaranda, en el artículo de William DuicaLa Comisión de la verdad y su papel para la democracia

La Fundación RAZÓN PÚBLICA es una entidad sin ánimo de lucro ni carácter partidista constituida en 2008 para servir como un punto de convergencia y un instrumento para la expresión de los intelectuales colombianos comprometidos con el proyecto de una sociedad pacífica, democrática, legal, justa y productiva.

La Asamblea General de Razón Publica está integrada por sus fundadores, por los autores y autoras que contribuyen de manera regular a esta revista, por los donantes a la Fundación y por el equipo de planta de la revista.

Hernando Gómez Buendía Director y editor generalFernando Garavito Pardo (Q.E.P.D.) Editor emérito
• Equipo de edición: Valentina Landínez @Valelandinez, Ricardo Díaz, Érika Mesa, Paula Pinzón, Juanita Eslava.  
Valentina Salazar Imágenes • Caricaturas: Papeto (@Papetopintapeor), Anyelik (@Anyelik)

 Paula Pinzón  Coordinadora administrativa paula.pinzon@razonpublica.org.co
Angélica Zambrano  Videocolumnas y webmaster angelica.zambrano@razonpublica.org.co @Anyelik 
Daniela Garzón Coordinadora editorial daniela.garzon@razonpublica.org.co  @Ginethdani