facebook   twitter   youtube 

Venezolanos en Colombia: ¿cómo evitar una crisis humanitaria?

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

Presidente Santos junto a migrantes venezolanos.

ariel echeverryTan antigua como los humanos, la migración ha obligado a muchos pueblos a repensarse como sociedad. Colombia no estaba preparada para recibir inmigrantes y hoy está ante el desafío de tratarlos como personas -no apenas como cifras-.

Ariel Echeverry*

Un fenómeno antiguo

El pasado 6 de febrero, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, afirmó en una reunión con el presidente Santos que su país podría destinar recursos para aliviar la situación de los inmigrantes venezolanos en Colombia.

Hoy los avances de la tecnología y de la información permiten que los procesos  migratorios tengan mayor visibilidad  que nunca. Pero la migración es tan antigua como la humanidad. Los movimientos migratorios han influido sobre el desarrollo de los pueblos y han condicionado la forma de relacionarnos, comunicarnos y organizarnos.

Cada país se ha visto obligado a reinventarse constantemente para dar respuesta a las necesidades de las personas que recibe. Estamos ante un fenómeno antiguo, irreversible e inevitable.

Colombia, país de emigrantes

Ministerio de Relaciones Exteriores.
Ministerio de Relaciones Exteriores.  
Foto: Cancillería

Colombia, por ejemplo, se caracterizó durante mucho tiempo por ser emisor de migrantes. Las primeras oleadas migratorias de colombianos tuvieron lugar en los años 60 y 70. Luego, con el recrudecimiento de la violencia en los años 80 y 90, muchos otros trataron de buscar un mejor futuro en otras partes del mundo.

Los destinos predilectos para los migrantes colombianos fueron Estados Unidos, España y, no tan sorprendentemente, Venezuela. La bonanza económica de nuestro hermano país atraía tanto a los colombianos que alrededor de seis millones de personas llegaron a cruzar la frontera.

Pocos habrían pensado entonces que Colombia se convertiría en un destino escogido por un inmigrante para vivir mejor. La llegada de inversionistas millonarios y el auge del turismo aportaron a este cambio. Según la Asociación Colombiana de Viajes y Turismo, Colombia pasó de tener 1.195.000 extranjeros visitantes en 2007 a tener 2.698.000 en 2016.

Más allá de las discusiones acerca del modelo económico y político de Venezuela, se debe recordar siempre que el país está recibiendo personas y no cifras.

Ese aumento del 126 por ciento en el turismo se explica por el trabajo conjunto de los últimos gobiernos: la nueva percepción de seguridad que trajo el gobierno Uribe, y desde luego, el impacto internacional que tuvo la firma del acuerdo con las FARC en el gobierno Santos.

Pero ninguno de los dos gobiernos pensó seriamente en una estrategia migratoria. Bajo el gobierno Santos los esfuerzos se limitaron a adoptar una política pública para los colombianos residentes en el exterior, que se materializó en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 “Prosperidad para todos” y en el programa Colombia nos Une liderado por la cancillería. También se creó la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia mediante el decreto 4062 de 2011.

Entre otras cosas, esta política integral buscaba administrar de forma eficiente las remesas internacionales y trabajar por el retorno de nacionales, la gestión operacional de la migración y la coordinación internacional en materia migratoria.

No estamos preparados

Pero todos esos esfuerzos se han quedado cortos en el actual escenario.

La idea de que Colombia pudiera ser un país receptor de migrantes fue subestimada incluso desde el mismo diseño de la política y su alineamiento con las tendencias internacionales.

En el mundo, los migrantes aumentaron en un 41 por ciento en los últimos 15 años: alrededor de 240 millones de personas. Eso ha obligado a discutir, por ejemplo, el modelo de integración europeo y los controles migratorios en Estados Unidos.

Pero lo que antes era materia de análisis académico se ha vuelto una realidad, y Colombia no está preparada para recibir inmigrantes. Más allá de las discusiones acerca del modelo económico y político de Venezuela, se debe recordar siempre que el país está recibiendo personas y no cifras. A cada individuo que llega se le deben garantizar sus derechos fundamentales y su bienestar general.

La oleada migratoria de venezolanos se ha desbordado y estamos ante el comienzo de una gran crisis humanitaria que podría causar enorme daño en la estabilidad política y social del país.

Este se ha vuelto un tema prioritario para muchos municipios, alcaldías y gobernaciones. En las grandes ciudades, cada vez oímos más las historias de miles de inmigrantes que venden sus productos en los sistemas de transporte masivo o en los semáforos. Otras ciudades, como Arauca, Cúcuta o Maicao tienen el reto de recibir a diario aproximadamente a 15.000 personas.

La creación de la tarjeta de movilidad fronteriza, con una vigencia de dos años a partir de su expedición, buscaba exclusivamente facilitar y permitir el ingreso de los venezolanos al territorio nacional con el fin de transitar por la zona de frontera y abastecerse de víveres y medicinas. Pero los venezolanos no han tenido más opciones que quedarse en Colombia.

Los retos que vienen

Inmigrantes venezolanos.
Inmigrantes venezolanos.   
Foto: Defensoría del Pueblo

Surgen entonces tres preguntas:

  • ¿Cómo garantizar el acceso a servicios básicos, hospitales, centros de alimentación, vivienda, atención escolar entre muchas otras condiciones que ni siquiera los propios colombianos tienen?
  • ¿Cómo controlar los delitos conexos que inicialmente se dieron en zonas de frontera, pero que hoy en día ya son sistemáticos y generalizados a lo largo y ancho del país?

Estamos hablando –entre otros- de la configuración de bandas criminales, el aumento del contrabando, el narcotráfico, el tráfico de armas y de animales, la trata de personas, la prostitución, la mendicidad, el aumento de enfermedades de transmisión sexual y la drogadicción.

Frenar la entrada de nuevas personas o deportar a los inmigrantes serían paliativos poco efectivos y sostenibles en el contexto colombiano.
  • ¿Cómo contener y evitar los brotes de violencia, xenofobia, y rechazo social de algunos colombianos y líderes políticos? De cara a las elecciones presidenciales, es importante recordar que el hoy candidato Germán Vargas afirmó en su momento que las viviendas gratuitas del gobierno Santos no eran “para los venecos”, aprovechando políticamente la popularidad de ese rechazo.

Algunos pensarán que se debe frenar la entrada de nuevas personas, deportar a los inmigrantes, buscar el apoyo de organismos internacionales como la ACNUR u OIM, o simplemente construir muros a lo largo y ancho de las fronteras. Todas estas medidas son paliativos poco efectivos y sostenibles en el contexto colombiano.

La oleada migratoria de venezolanos se ha desbordado y estamos ante el comienzo de una gran crisis humanitaria que podría causar enorme daño

El país está reprobando en materia migratoria, justamente por que no se ha consolidado una real política integral migratoria desde la perspectiva de un país receptor. Las estrategias que se adopten deben ser efectivas para que la migración no se convierta en sinónimo de problema y retraso, sino que sirva como un activo importante en el desarrollo del país.

La construcción de una política pública con enfoque diferencial para la gestión migratoria es urgente y necesaria. Debemos entender que estamos ante un fenómeno natural y que la sociedad colombiana debe repensarse de forma multicultural. No solo somos un país receptor de migrantes venezolanos. También están llegando a Colombia migrantes africanos, asiáticos y de muchas otras partes del mundo, algunos para quedarse y otros para continuar en busca de mejores condiciones de vida.

*Director del Programa de Relaciones Internacionales de la Universidad de San Buenaventura – sede Bogotá. Profesor e investigador universitario de varias universidades en las facultades de Ciencias Jurídicas y políticas, Humanidades y Ciencias económicas y administrativas. Consultor para entidades públicas y privadas. Director de la Fundación Consultores Internacionales. Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Juan Sebastian
-2 # No es irrelevanteJuan Sebastian 12-02-2018 10:07
Senor, el modelo economico de Venezuela: planificacion central que una vez mas ha fallado estrepitosament e claro que es relevante en esta discusion. Esta migracion no es algo natural, ni algo esperable, ni siquiera la llamaria migracion, sino flujo de refugiados, y la causa clara es el acabose economico del vecino pais.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
lina benitez
0 # migracion colombianalina benitez 07-03-2018 14:59
desde el 2014 hasta la actualidad sabemos que Colombia en estos años se ha convertido en un puente y receptor de emigrantes, en donde se ha convertido en un gran problema ya que las políticas y el sistema que maneja Colombia frente a la migración es insuficiente y precaria, no obstante es anticuada y antigua ante el sistema internacional.
un sistema obsoleto y mas políticas que en realidad no sirven para nada, generando problemas en las fronteras de Colombia al momento de ingresar, esto con lleva a crear grandes problemáticas en ámbitos sociales y económicos de nuestro país, ya que por bien sabemos al momento de dejar entrar no hay seguridad de su salida repercudiendo en que se que den durante un tiempo indeterminado.
el daño colateral que se comienza a generar problemáticas en el país, y si a dudas penas le podemos garantizar a un colombiano calidad de vida, la entrada de los extranjeros son carácter de peligro frente a garantías del gobierno
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Diana Camila Ramírez
0 # El baile de los que sobranDiana Camila Ramírez 07-03-2018 16:54
Despúes de leer el artículo, inevitablemente viene a mi mente una canción que fue escrita hace 32 años, la cual pone en contexto la realidad de los migrantes venezolanos que hoy llegan a Colombia, que de acuerdo al profesor e investigador Ariel Echeverry no está preparada para recibir inmigrantes, idea que engloba la cantidad de consecuencias que ha traído este flujo migratorio al país y a los mismo inmigrantes que día a día esperan encontrar un futuro, una mejor calidad de vida, de la que nisiquiera la mayoría de los nacionales colombianos disfrutan. Me parece totalmente certero afirmar que Colombia necesita replantearse como sociedad, con el fin de desarrollar políticas públicas no sólo en materia migratoria, sino laboral, de educación, económica, entre otras, para cuando logre dar oportunidades y calidad de vida a sus nacionales pueda extender así su ayuda a los miles de inmigrantes que llegan diariamente.

Finalmente, la canción se llama "el baile de los que sobran" interpretada por el grupo "los prisioneros" (1986). Me permito adjuntar un fragmento de la letra:

Es otra noche más, De caminar
Es otro fin de mes,Sin novedad
Mis amigos se quedaron, igual que tú
Este año se les acabaron, los juegos, los doce juegos

Únanse al baile, de los que sobran
Nadie nos va a echar de más
Nadie nos quiso ayudar de verdad...

Nos dijeron cuando chicos
Jueguen a estudiar
Los hombres son hermanos y juntos deben trabajar

Y no fue tan verdad, porque esos juegos al final Terminaron para otros con laureles y futuro...
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Christian D. López
0 # Un problema EstructuralChristian D. López 08-03-2018 22:32
El grave problema que enfrenta y enfrentará Colombia con la migración de ciudadanos venezolanos, se da precisamente por su falta de planificación de los Gobiernos anteriores al de Juan Manuel Santos. La institución encargada para la migración en Colombia, apenas se estableció en 2011, un año después de la posesión del actual presidente. Es decir, Colombia antes de esto ni siquiera tenía una mínima preocupación de emplear una política pública, o institución encargada de la migración. A pesar del desplazamiento migratorio que ya se estaba dando desde el Caribe, África, y Asia, como ruta hacia los Estados Unidos. Sin duda alguna, no solo Colombia, sino Latinoamérica se enfrenta hoy a la necesidad de encontrar una solución al problema interno de Venezuela, ¿Cómo?, no sé, creo que cualquier intervención hoy en Venezuela puede llegar a desbordar la crisis humanitaria, por ahora, cumplir con las designaciones de la carta de las Naciones Unidas.
-Brindar seguridad, salud, libertad, y el reconocimiento de su personalidad jurídica.
Hoy, muy cerca a las elecciones legislativas y ejecutiva. Creo que el tema de la migración venezolana va a tomar una importancia muy grande, no es de extrañar el crecimiento tras las elecciones de un sentimiento xenófobo y discriminatorio hacia los venezolanos, y sobre todo, la polarización de Colombia con respecto a este tema, y otros más.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Angela Leal
+1 # ComentarioAngela Leal 09-03-2018 07:47
COLOMBIA sufre una transición política,económ ica y social debido al proceso de paz. Si a esto le sumamos la crisis migratoria que se vive con el vecino país, Venezuela, queda en evidencia la debilidad política e institucional que tiene el gobierno para actuar de manera inmediata a los problemas de la actualidad global, como los problemas migratorios. Por otro lado, nuestro gobierno falló en la prevención y control de los problemas migratorios desde mucho antes de que comenzaran los problemas con Venezuela puesto que no se tenía una política migratoria e inclusive no se contaba con un órgano especializado en temas migratorios. Solo hasta el 2011 se creó migración Colombia, que es el órgano que ejerce como autoridad migratoria a nacionales y extranjeros. Aún así, aunque migración Colombia se proyecta como “ como autoridad migratoria especializada, será reconocida por ser un modelo exitoso de gestión pública, de servicio y de promoción de los derechos humanos con capacidad de facilitar una migración regulada, ordenada y segura.” ( migración Colombia,s.f.), con la actual crisis migratoria venezolana,se ve la ineficiencia y falta de capacidad de este órgano, esto en gran parte a la falta de una política migratoria consolidada en el país.
Por último, uno de los problemas que encara los migrantes venezolanos para el país,es la absorción de esta población en el sector laboral, la cual se suma a la reciente población de reinsertados de los exguerrilleros de las FARC, quienes también están en proceso de reinserción a la vida social y laboral, sin contar la ya existente tasa de desempleo en el país.

Lista de referencias:
Migración Colombia ( s.f. ). Visión y misión.recupera do de : migracioncolombia.gov.co/.../. ..
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica