facebook   twitter   youtube 

Muerte y resurrección de una pasión multimillonaria

(Tiempo estimado: 6 - 11 minutos)

Rodrigo HurtadoEste viernes regresa el fútbol nuestro de todos los años y en un mes comienza la gestión del primer técnico extranjero de la selección Colombia en 20 años. ¿Será 2012 el fin de la mala racha?

Rodrigo Hurtado *

2011: más pena que gloria

2011 pudo ser mejor para el fútbol colombiano: el comienzo de una buena racha luego de catorce años por fuera de la élite mundial. Pero acabó siendo la continuación de una sequía como las que han vivido Uruguay, Paraguay o Perú.

Pasó el mundial Sub 20, se aprobó una ley para “democratizar” los clubes, se llegó a cuartos de final en la Copa América, el ‘Bolillo’ Gómez tuvo que dejar la Selección por golpear en plena borrachera a una mujer, y en la eliminatoria mundialista arrancamos con una victoria, un empate y una derrota. Es decir, más pena que gloria para el deporte más popular del país.

¿Será igual 2012? ¿Los hinchas deberían cancelar las reservas para Brasil en 2014 y más bien ahorrar con miras a conocer la fría y distante Rusia en 2018? El panorama no pinta bien.

Midiendo resultados

¿Cómo se mide el éxito o el fracaso en fútbol? Con títulos y posiciones en los rankings. Colombia no obtuvo ningún título en 2011. Once Caldas y Santa Fe fueron eliminados en cuartos de final de la Copa Libertadores y en la Suramericana. Las selecciones juveniles no clasificaron ni a los Olímpicos, ni al Mundial Sub 17. En el pomposo Sub 20 fueron eliminados por México en El Campín. Salvo el discreto campeonato en el Torneo Esperanzas de Toulon –que no es avalado por la FIFA- el balance es para sentarse a llorar.

Radamel Falcao
Radamel Falcao García es el jugador colombiano más destacado del momento. Según la Federación Internacional de Historia y Estadística del fútbol fue el segundo mejor goleador del mundo en 2011, solo superado por Messi.

En los últimos años también se habla mucho de los rankings de selecciones, ligas y clubes, sobre la base de cifras que publican la FIFA (Men’s World Ranking)  y la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (la Clasificación Mundial de los Clubes La Mejor Liga de Fútbol del Mundo).

En la primera, la selección absoluta aparece en el puesto 35. Solo 32 selecciones clasifican al Mundial y a Colombia la anteceden justo dos eventuales rivales directos por uno de esos cupos: Perú y Estados Unidos.

El Once Caldas es el equipo colombiano mejor clasificado. Aparece en el puesto 62 y lo superan clubes paraguayos, chilenos y ecuatorianos. Esas tres ligas aparecen por encima del torneo de la Dimayor, que ocupa el puesto 17 en el mundo.

Volvió la plata

Aunque después de la generación del ‘Pibe’, Rincón y Asprilla el fútbol local ha bajado en calidad, los recursos que mueve este deporte han aumentado exponencialmente en medio del auge de la economía nacional:

  • 45 mil millones de pesos pagó Postobón en noviembre de 2009 para ponerle su chapa a los torneos de la Dimayor Direct TV y Supercable acaban de desembolsar 30 millones de dólares (unos 56 mil millones de pesos) por los derechos de televisión cerrada.
  • 4 millones de hogares no verían el campeonato porque Une, Telmex y Telefónica se niegan a pagar siete veces lo que pagaron el año pasado: unos 240 millones de dólares.
  • La Federación Colombiana de Fútbol (Fedefútbol) ya no tiene un patrocinador exclusivo, Bavaria, sino cinco socios más: Adidas, Telefónica, Home Center, Samsung y Golty.
  • Los empresarios del fútbol gozan además de préstamos blandos de Financiera de Desarrollo Territorial S.A. FINDETER y tienen a su disposición siete estadios remodelados con recursos públicos y uno que nunca se terminó: el Pascual Guerrero de Cali.

La situación de los clubes

Pero todo ese dinero no va a parar a los clubes. El único que tiene estadio propio, Deportivo Cali, está en quiebra por exceso de deudas. Con la excepción del Atlético Nacional, reforzado gracias a los 10 mil millones de pesos invertidos por la Organización Ardila Lullë, la mayoría de los clubes colombianos apenas llega a fin de mes.

Millonarios, el único que se democratizó en el marco de la ley 1445 de mayo pasado, no pudo mantener el contrato de sus principales baluartes: Rafael Robayo, el capitán, y Edison Toloza, el goleador, se van por un puñado de dólares a jugar al ignoto fútbol de Estados Unidos. La principal figura del campeón Júnior, Carlos Bacca, prefirió firmar con un equipo de la gélida liga belga.

¿Por qué se van los más brillantes jugadores locales a probar suerte a cualquier otro lado a la primera oportunidad que tienen? Porque aquí al maltrato al trabajador del fútbol es la regla. Pese a los aspavientos del director saliente del Instituto Colombiano del Deporte (Coldeportes), Jairo Clopatofsky, la verdad es que durante su paso por esta institución no fue capaz de aplicar la ley y retirar el reconocimiento a ninguno de los equipos que públicamente incumplieron sus compromisos laborales. Ni al América, ni al Quindío, ni al Cúcuta.

Cúcuta, un caso curioso

Sus jugadores tuvieron que recurrir todos los meses al paro para lograr que les fueran cancelados sus salarios. La institución terminó prácticamente ilíquida e incapaz de sufragar 240 millones de nómina al mes.

El 9 de noviembre, El Tiempo comentaba lo siguiente sobre el equipo ‘Motilón’: “Los malos manejos administrativos, la improvisación en la estructura deportiva y los pobres resultados al momento de competir, son algunos de los síntomas que padece”.

Pero súbitamente, La Opinión informó el 13 de enero: “Los primeros objetivos de la junta directiva del Cúcuta Deportivo se han cumplido, de acuerdo a los parámetros establecidos para la temporada 2012”.

No se sabe de dónde, pero las directivas del club consiguieron en tres meses 1000 millones de pesos y este año se dieron el lujo de contratar 10 refuerzos por 300 millones mensuales. Tan boyantes, que incluso podrían irse a jugar a otra ciudad, si no les terminan pronto la remodelación del estadio General Santander.

Equipos itinerantes

Es decir, como los Isótopos: ese equipo de béisbol de la serie Los Simpson que va cambiando de sede en función de dónde resulta más rentable para el dueño. La versión local de esa caricatura se encarna en Hernando Ángel, empresario, dueño de pases de jugadores, de tres equipos y con una sombría influencia en las instancias del fútbol colombiano.

Centauros, uno de sus equipos, es en un 82 por ciento propiedad de “empresarios del Valle” que él representa, juega en Villavicencio y por falta de patrocinio en esa ciudad, amenazó con irse a jugar a Popayán.

Otro equipo que amenazó con irse a Bello o a Villavicencio, el Itagüí F.C., adujo la política de austeridad de la nueva administración municipal. “La prioridad hoy es quedarnos donde estamos. Si esto no se puede, quedaremos pendientes de algunos diálogos” fue la firme respuesta de Fernando Salazar, directivo del equipo. Finalmente el alcalde cedió.

Y todo esto pese a la ley anunciada por el presidente Santos como la salvación del fútbol. Se suponía que ninguna persona natural o jurídica podía tener el control en más de un club, cada uno debía tener como mínimo cinco accionistas, sujetarse a las normas previstas en el mercado de valores y mantenerse al día en los pagos laborales.  

Hagan sus apuestas, señores

En fin, el fútbol es un buen negocio, aunque cada vez el espectáculo resulte más pobre. En el último acto, los empresarios decidieron apostarle al “fútbol billete”, cuyo mayor exponente en el mundo es el Real Madrid.

Se van a gastar lo que en esta danza de millones es una ínfima fracción: 3 millones de dólares libres de impuestos al año será el presupuesto del cuerpo técnico del argentino José Néstor Pékerman.

La última vez que un extranjero dirigió a la selección Colombia, su compatriota Carlos Salvador Bilardo, tampoco pudo clasificar a España 82. Cuatro años después sería campeón en México con Maradona y diez más. Así que un técnico no garantiza nada, aunque Pékerman es un tipo serio, trabajador y con pergaminos: tres veces campeón mundial con Argentina en la categoría Sub 20 y eliminado en cuartos de final por penaltis contra el local en Alemania 2006.

Santos y Pekerman
El Presidente Juan Manuel Santos fue uno de los más entusiastas promotores de la contratación de un director técnico extranjero. El jueves le dio la bienvenida al argentino, José Néstor Pékerman, en la Casa de Nariño.

En la concurrida rueda de prensa, el miércoles pasado, Pékerman y los directivos hicieron promesas como en posesión presidencial. La más importante: el cuerpo técnico tendrá independencia en la escogencia de la sede, de la nómina y de los partidos amistosos. Solo así podrá trabajar con “sintonía y armonía” y “recuperar la mística” que se necesita para “acertar lo antes posible”. Es lo que exige el principal promotor de un técnico extranjero, el propio presidente Juan Manuel Santos, quien profetizó el jueves: “vamos a clasificar”.

Pékerman reconoció que tiene buenos jugadores. Al deportista colombiano le es esquivo el triunfo en equipo, pero en lo individual es exitoso. Falcao, James Rodríguez, Teófilo Gutiérrez, Freddy Guarín encabezan una generación como no se veía desde los noventa.

Este nuevo proceso comienza el 29 de febrero con un partido contra México, pero el verdadero reto es recuperar el terreno perdido en la eliminatoria en dos partidos de visitante, contra Ecuador y Perú. Pues aquí vamos otra vez: al borde del abismo o a punto de comenzar un rumbo exitoso.

Quizá en este momento sirva de ejemplo un proceso donde esos mismos directivos no han metido tanto la mano, seguramente porque todavía no está contaminado por el interés económico que rodea al fútbol profesional.

En 2011, Colombia sí clasificó a un Mundial: al de mayores de la rama femenina. Las “Chicas Súper Poderosas”, como poco originalmente las bautizó la crónica deportiva, culminaron de esa forma un ciclo de seis años de trabajo disciplinado y constante. Al técnico Ricardo Rozo lo dejaron trabajar.

El único antecedente similar fue en el ciclo Maturana-Bolillo entre 1989 y 1998. En esos años, los dineros del narcotráfico financiaron un fútbol competitivo que participó en tres mundiales y alcanzó una Copa Libertadores. Luego vivimos del cuento y el fútbol local languideció.

El dinero parece haber regresado al fútbol colombiano, y esta vez legalmente. La dirigencia tiene una oportunidad más, quizás la última. Por ahora, basta con que hagan bien solo dos cosas: cumplir su palabra y dejar trabajar al que sabe.

* Periodista y profesor universitario

twitter@rodrihurt  

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

daniel granados
0 # daniel granados 27-01-2012 08:58
¿A dónde se fue el fútbol?

Se destaca la decadencia del futbol colombiano en el ámbito internacional. Un país como Colombia, que logro una reputación años atrás gracias a jugadores como el “pibe” Valderrama, entre otros, ahora padece una crisis futbolística considerable, a tal grado que “parcialmente” la selección Colombia está fuera del próximo mundial, sin embargo este “fracaso” no solo es culpa de jugadores o dirección técnica, tenemos que observar el mal manejo administrativo en la liga nacional. Muchos equipos colombianos padecen crisis, cito los casos de Cali y Bogotá. ¿Cómo es posible que un equipo ganador como América de Cali descienda a la B? y ¿Cómo es posible que el equipo más “grande” de Colombia (millonarios) no pueda llegar a una copa libertadores después de 15 años?, sé que no hay un patrocinio como la organización Ardila lulle o los milagrosos millones del Cúcuta deportivo, pero señores, esas 26 estrellas no son regalitos
Muchas verdades son reveladas, por ejemplo la crisis económica trae consecuencias como la poca competitividad de estos equipos a nivel nacional y a nivel de América latina, y por supuesto no podemos dejar atrás el pobre desempeño a nivel de selecciones. Después de leer este artículo me surgieron preguntas que tal vez no tengan respuesta: ¿A dónde va el dinero de los clubes?, ¿Qué hace la federación de futbol para solucionar el problema? Y la más importante ¿Cuándo volveremos a un mundial?, como decimos en Colombia, “amanecerá y veremos”. .
Gane +4
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
sheree lever
+1 # sheree lever 27-01-2012 09:05
Por: Tatiana Prieto
Sheree Lever

¿El futbol, un deporte o un negocio?

El artículo leído (muerte y resurrección de una pasión multimillonaria www.razonpublica.com ), nos da una reflexión acerca del futbol colombiano, haciendo referencia de como el futbol ha sido mal manejado tanto técnicamente como económicamente, para aclarar un poco más el tema nos da varios ejemplos, de cómo hemos sido derrotados en varias ocasiones y como el futbol es mal remunerado en Colombia, finalmente el artículo nos deja un gran interrogante del futuro de la selección Colombia con la llegada de Pékerman.

El futbol colombiano desde nuestro punto de vista, un futbol manipulado por aquello a lo que denominamos “rosca” y que solo tiene acceso “unos cuantos”. Por consiguiente es un futbol mediocre, que si bien como lo pudimos apreciar en el artículo los jugadores prefieren ir a otros países a jugar por falta de un salario, esto me pone a pensar que con la llegada de Pékerman a la selección Colombia y con el presupuesto tan amplio que ha obtenido, es posible que se acabe la tradicional “rosca” y que Colombia por fin logre clasificar o por lo menos que lleguemos más lejos y en cuanto a la “rosca” no se haga tan evidente (claro por qué no falta los terceros), finalmente concluimos que en Colombia prefieren gastar el dinero que nosotros mismos trabajamos y que no somos beneficiados, como es el caso del futbol, en vez de utilizarlo en situaciones más importantes, por ejemplo en subsidios para las personas afectadas por el invierno, definitivamente somos un pueblo ignorante. (+4)
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Maria Camila Herrera
0 # Maria Camila Herrera 27-01-2012 13:40
Por: María Camila Herrera
“EL DINERO DEL FUTBOL”
La idea principal del artículo “Muerte y resurrección de una pasión multimillonaria ” es informar acerca del futbol colombiano, como también sus fracasos en diferentes campeonatos, como en el mundial sub 20 en el cual fuimos eliminados por el país de México en El Campin, también en el mundial sub 17 en el cual ocurrió lo mismo. Por otro lado este articulo nos da a conocer la cantidad de dinero que invierten diferentes empresas como Postobón con de 45 mil millones de pesos invertidos. Esta situación es tan “preocupante” para el estado que hasta el presidente colombiano Santos manifestó en la pasada rueda de prensa “vamos a clasificar”.
En mi opinión con respecto a todo la anterior, es que una gran parte de colombianos y nuestros líderes como el presidente, no nos podemos dar el lujo de invertirle tanto dinero al futbol colombiano mientras que otras necesidades en nuestro país como la educación, salud, los niños, los desplazados, están en total abandono padeciendo una realidad lamentable ,que podría tener solución si nuestro estado se tomara la tarea de distribuir bien el dinero que ingresa a él, esto no quiere decir que no apoyo el futbol, por el contrario me gusta y lo admiro, pero estamos dejando en segundo plano graves necesidades que son primordiales en nuestro país y todo esto se ve reflejado en la cantidad de dinero que está ingresando al futbol colombiano y que desafortunadame nte no se ve ningún progreso.
+4
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Paula Laiton Cruz
0 # Paula Laiton Cruz 27-01-2012 20:34
LO QUE SE VE EN EL FUTBOL COLOMBIANO

Las glorias, llantos y empates de el futbol colombiano, no son lo único que se ve, como lo que paso con ``Bolillo’’ Gómez al pegarle a una mujer ebrio, la Federación Internacional dela Historia y Estadística de fútbol, asegura que Falcao García es el segundo mejor goleador liderando claro esta Lionel Messi, Bavaria ya no es el único patrocinador exclusivo de la federación colombiana de futbol, y eso no es lo único el Futbol se ha hecho un gran negocio, hay una clase de `` Mafias ’’ tanto colombiano como internacional por detrás de cada partido se apuesta, se canjean los jugadores y los equipos .

A pesar de todo el futbol colombiano, no es tan bueno como los internacionales . Donde se ve que un técnico de la selección le pega a una mujer o donde se ve que al salir de un Partido, los fanáticos del equipo perdedor, coja a golpes a las personas, lanzando piedras a sitios públicos, y lo único que los calma relativamente es que la fuerza pública con violencia para los disturbios, o en donde se ve el maltrato de personas que son fanáticas del otro equipo, solo por que no piensa que es mejor el equipo en el que esa persona se encuentra y tampoco el ser mujer se perdona, fanáticas se agreden mutuamente por no ser hinchas de Medellín o de Millonarios. La verdad no tengo muchos conocimientos del el futbol pero me parece algo irremediable el futbol colombiano.


PAULA ALEJANDRA LAITON CRUZ
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica