facebook   twitter   youtube 

Nuevamente la minga indígena

(Tiempo estimado: 5 - 10 minutos)

​¿Qué motivos llevaron esta vez a los pueblos indígenas a salir a las carreteras y qué acuerdos alcanzaron al negociar con el gobierno nacional?​

Eduardo Andrés Chilito*

 

Los motivos

El motivo central de la minga que en las últimas semanas movilizó a más de 40 mil  indígenas de diferentes regiones del país fue reclamar del Estado las condiciones para  elevar el nivel de vida de esta población y una mayor e injerencia en las decisiones políticas del país.

Gran parte de estas reivindicaciones no son nuevas, más bien se suman o profundizan algunas ya consideradas en negociaciones pasadas, lo que indica que desde 1999 se ha transitado en la lógica de la movilización, los acuerdos y el incumplimiento.

En concreto, los cinco puntos sobre los cuales las comunidades indígenas invitan al gobierno central a debatir y negociar son los siguientes:

Desde 1999 se ha transitado en la lógica de la movilización, los acuerdos y el incumplimiento.

1) La exclusión de los proyectos minero-energéticos de sus territorios.

2) El rechazo de la política económica y agraria.

3) La defensa de los derechos humanos y del final del conflicto armado.

4) La ampliación de sus territorios.

5) El fomento de la autonomía política, jurídica y administrativa de sus territorios.

Pese a las críticas por su supuesto “sectarismo” o “estrechez de miras”, es evidente que  estos temas tienen implicaciones importantes para el país en su conjunto. No hay que perder de vista que el telón de fondo de las movilizaciones sigue siendo la paz y las conversaciones de La Habana, así como los alcances del Paro Nacional Agrario, que  hace poco promovieron muy diversos sectores campesinos, cuando se puso de presente la persistencia y emergencia de la protesta social en Colombia.

Un factor esencial en este punto fue el llamado de la minga a que el gobierno respete y proteja la movilización social, en vez de reprimirla mediante el uso indiscriminado de la fuerza que en estos tiempos ha caracterizado al Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).

El debate se agudiza cuando del propio gobierno surgen iniciativas para penalizar algunas formas o métodos de protestar, como el proyecto de ley auspiciado por el  ministro de Defensa que castigaría con tres a cinco años de cárcel a aquellos inconformes que acudan a las “vías de hecho” es decir, a la obstrucción o el taponamiento de una vía pública.

Los medios de comunicación no han ayudado a resolver el conflicto. Esto se notó también en el intento de  minimizar la importancia y alcance de la  minga, y de representarla como apenas una práctica basada en el bloqueo de carreteras y el enfrentamiento con la fuerza pública.

El telón de fondo de las movilizaciones sigue siendo la paz y las conversaciones de La Habana, así como los alcances del Paro Nacional Agrario

El gobierno se rehúsa a discutir los grandes pero la minga insiste en el examen de las implicaciones del modelo económico, de las políticas agrarias a lo largo de la historia, y ahora de los Tratados de Libre Comercio que afectan ostensiblemente la soberanía alimentaria de sus pueblos. Por eso se le pide al gobierno que establezca mecanismos de consulta para aprobar y ejecutar determinados proyectos económicos en sus territorios.

Por eso mismo aparece la discusión sobre las consecuencias de los llamados megaproyectos, en especial de los relacionados con la minería de extracción, que ha sido fomentada por los últimos gobiernos mediante títulos asignados a particulares, en desmedro del sentido colectivo de algunos territorios. En estos casos se denuncian la violación de la autonomía, los daños al medio ambiente y el deterioro del tejido social.

eduardo chilito minga piendamo cauca

Foto: Minga Social Indigena y Popular Indígenas en el resguardo La María en Piendamó, Cauca.

 

Bloqueos y enfrentamientos

A pesar de los acuerdos entre las partes, la protesta y los diálogos estuvieron envueltos por un clima tenso debido a la constante confrontación entre marchantes y fuerza pública. En la mayoría de los casos, esta fue producto de la intimidación por parte del   ESMAD, lo que convierte a este cuerpo policial en la única vía para contener todo fenómeno de índole colectiva o social.

El clima de tensión y la violencia fueron creciendo durante en los pocos días que duró la minga. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), además de los atropellos de que fueron objeto los marchantes por parte de la fuerza pública, se presentaron amenazas de grupos armados ilegales como “Los Rastrojos” a los líderes de la movilización.

La experiencia nefasta del paro campesino parecía repetirse. Afortunadamente, tanto la mesa de diálogo como los acuerdos llegaron pronto, lo que evitó situaciones que lamentar.

Itinerario de la protesta

Según la ONIC, máximo rector de las organizaciones indígenas de Colombia, en la minga participaron las 44 organizaciones que la conforman, y los 40 mil indígenas se ubicaron en 18 puntos de concentración.

Los momentos más álgidos se presentaron durante la primera semana de movilización es decir, entre el 16 y 20 de octubre.  

Los departamentos donde ocurrieron confrontaciones más serias con la fuerza pública fueron Cauca, Valle del Cauca, Risaralda y Huila. Estas se debieron casi siempre al uso  desmedido de la fuerza por parte de las autoridades en su propósito de desbloquear  algunas vías. A partir de los comunicados de la ONIC es posible reconstruir algunos episodios:

La experiencia nefasta del paro campesino parecía repetirse. Afortunadamente, tanto la mesa de diálogo como los acuerdos llegaron pronto, lo que evitó situaciones que lamentar.

- El 16 de octubre se enfrentaron participantes de la minga y miembros de la fuerza pública a la altura del resguardo La Delfina, en la vía que conduce al puerto de Buenaventura; el incidente dejó un saldo de 19 heridos y 4 retenidos pertenecientes a la movilización.

- El 17 de octubre, las confrontaciones en la vía Panamericana en el departamento del Cauca dejaron 15 heridos entre los miembros de la minga, entre ellos un menor de edad perteneciente al reguardo del pueblo Nasa de Toribío, quien   recibió un impacto de bala en un ojo.

- El 18 de octubre, también en el departamento del Cauca, en el sitio conocido como La Agustina, en la vía que conduce de Cali a Popayán, tuvo lugar un choque que dejó como saldo 10 lesionados, producto de las medidas de la fuerza pública para levantar el bloqueo. Los testigos informan del disparo de ráfagas de fusil y el lanzamiento excesivo de gases lacrimógenos.

- El 19 de octubre, en el sitio conocido como Remolinos, en el departamento de Risaralda, se presentó una confrontación que dejó 30 heridos y 15 manifestantes retenidos. Este mismo día, la Defensoría del Pueblo informó que había recibido cuatro de los seis policías retenidos por los manifestantes, tres de ellos en Risaralda y uno en Cauca, y  exigió la liberación inmediata de otros dos policías en Belén de Umbría (Risaralda).

Los acuerdos

minga cric popayan

Foto: Minga Social Indigena y Popular Indígenas Embera Chamí en Buenaventura.

Después de siete días de diálogo entre los voceros de la Minga Social, Indígena y Popular y el gobierno nacional en cabeza del ministro del Interior Aurelio Iragorri Valencia, en el Resguardo de La María (Piendamó, Cauca) se suscribieron  más de 25 acuerdos referentes entre otros al territorio, los derechos humanos, la autonomía política, jurídica y administrativa de los pueblos indígenas

Aunque no hubo mayores avances en materia territorial, de exclusión de proyectos minero-energéticos y de ajustes a los TLC, los acuerdos dialogan con las demandas  que dieron pie a la movilización nacional de los indígenas. La ONIC en un comunicado expuso detalladamente los acuerdos y subrayó la importancia de cumplir los plazos  y asegurar el cumplimiento de los mismos. Hay que aclarar que, en este caso, los acuerdos  tienen una dimensión nacional, los cual realza su importancia y trascendencia.

Entre los acuerdos se destacan los siguientes:

- Procedimientos expeditos dentro del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER) para tramitar 400 expedientes de saneamiento, ampliación y constitución de resguardos indígenas;

- Recursos por un total de ochenta mil millones de pesos para la compra de tierras a los pueblos indígenas;

- Fortalecimiento de las Guardias Indígenas y otras instancias de protección y control social y territorial, así como la no judicialización y criminalización de los dirigentes y participantes en la Minga;

- Designación como garantes de los acuerdos de la Defensoría del Pueblo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el representante de Naciones Unidas en Colombia

Los departamentos donde ocurrieron confrontaciones más serias con la fuerza pública fueron Cauca, Valle del Cauca, Risaralda y Huila.

Uno de los mayores logros de la minga fue reiterar el compromiso del gobierno nacional con el artículo 56 de la Constitución de 1991, que otorga a las comunidades indígenas la autonomía y el manejo de sus propios recursos para determinadas materias.

De esta manera, se expediría un decreto de origen constitucional para los Territorios Indígenas, basado en el reconocimiento de sus autoridades y de sus propios sistemas de salud, educación y recursos provenientes del Sistema General de Participaciones.

Según la ONIC, “este es un paso fundamental para materializar la autonomía y el gobierno de los Pueblos Indígenas en Colombia, una esperanza que se abre para cientos de Pueblos Indígenas en el mundo”.

Los alcances y logros obtenidos por parte de la minga indígena en 2013 resaltan su importancia por constituirse como el referente social, político y organizativo de los pueblos indígenas y de la misma protesta social en Colombia.

*Politólogo, docente departamento de Ciencia Política Universidad del Cauca y doctorando en Ciencia Política Universidad Nacional de San Martín – Argentina.

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Eduardo
+1 # Buen artículo periodísticoEduardo 30-10-2013 09:26
Se describe bien los hechos aunque falta analizar la información ya que el tema es bastante complejo.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica