facebook   twitter   youtube 

¿Podría el sector servicios reactivar la economía?

(Tiempo estimado: 5 - 9 minutos)

Sociedad Portuaria de Cartagena.

Ricardo DuarteBuena parte del PIB y del empleo en Colombia vienen del sector servicios. Con una buena campaña de impulso por parte del gobierno, este sector podría ser la fuente de una nueva bonanza exportadora. Pero no existe la decisión de hacerlo.  

Ricardo Duarte Duarte*

Otra locomotora

Acabada la corta pero sustanciosa bonanza minero-energética que tuvimos entre 2010 y 2015, Colombia enfrenta una encrucijada económica. Ahora la pregunta es cómo crear o inducir una nueva bonanza, cuando no se avizoran ni otro boom de materias primas ni una reanimación pronta de la industria manufacturera, del agro o de la agroindustria.

El reto entonces es encontrar otra fuente de ingresos que dependa del propio país y no de las casualidades internacionales. Y hacerlo al mismo tiempo que buscamos la paz, se consolidan los avances sociales, se transforma la infraestructura, se consolida la situación fiscal, se lleva a cabo la reforma tributaria estructural, se persigue el contrabando y se promueve la formalización empresarial.

Tal vez llegó el momento de darle el papel protagonista de nuestra economía al sector servicios, no por emprendimiento sino por necesidad.

La importancia del comercio

La MinCIT Cecilia Álvarez-Correa.
La MinCIT Cecilia Álvarez-Correa.
Foto: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo

En 2014, el sector servicios recibió el 34 por ciento de la inversión extranjera directa, representó el 64 por ciento del PIB y empleó al 64 por ciento de la población ocupada. En Colombia hay hoy más puestos de trabajo formal en el sector servicios que en la agricultura, en la agroindustria o en la manufactura.

En materia de comercio internacional, en 2014 Colombia importó 13.523 millones de dólares en servicios extranjeros y exportó 6.936 millones (sin tener una política estatal de fomento), lo cual significa que el país arrastra un déficit de 6.586 millones de dólares en comercio internacional de servicios.

En 2014, el sector servicios recibió el 34 por ciento de la inversión extranjera directa, representó el 64 por ciento del PIB y empleó al 64 por ciento de la población ocupada

Las exportaciones agrícolas totales en 2014 fueron 7.343 millones de dólares (apenas 407 millones más que las exportaciones de servicios). Y se puede anunciar desde ya que en 2016 Colombia exportará más servicios que productos del campo.

En el mundo, nueve de cada diez puestos nuevos de trabajo se crean en este sector. Solo el estado de California, en Estados Unidos, con 39 millones de habitantes, exportó servicios por 114 billones de dólares en 2014 -dos veces las exportaciones totales de Colombia en el mismo año-. Estados Unidos exportó servicios por 710 billones, con un superávit comercial en servicios de 230 billones.

Las políticas

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) es el responsable de las políticas de comercio nacional e internacional. No solo tiene a su cargo el comercio de bienes, sino también el de servicios, esas actividades económicas que no se tocan, que son difíciles de registrar y que pocos entienden cómo exportar.

Desde el punto de vista regulatorio, Colombia es un país abierto a la competencia en la prestación de servicios. Según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizado en 2014 sobre la apertura comercial de tres sectores de referencia (servicios profesionales, telecomunicaciones y transporte), el país tienen un gran nivel de apertura en comparación con el promedio de los miembros de la Organización.

Adicionalmente, Colombia tiene diez acuerdos comerciales con capítulos sobre servicios y tratados de libre comercio de servicios con 42 países, lo cual garantiza el acceso a servicios colombianos a más de 1.000 millones de consumidores en el mundo.  Estos acuerdos reducen las distorsiones y el trato discriminatorio que los prestadores de servicios colombianos pueden tener en aquellos 42 países socios, lo cual les asegura mejores condiciones a nuestros empresarios.

Ahora bien, si el sector exportador de servicios necesita que haya prestadores locales competitivos que suministren servicios a consumidores colombianos; ¿por qué no existe un documento oficial de política sobre impulso transversal al comercio nacional de servicios?

Existe en cambio una primera hoja de ruta hacia el aumento de las exportaciones de servicios (léase comercio internacional de servicios). El pasado 24 de junio el MinCIT lanzó una estrategia denominada Colombia Exporta Servicios.  

Los interrogantes

Turistas extranjeros en Cartagena de Indias.
Turistas extranjeros en Cartagena de Indias.
Foto: Jasperdo

Aunque es un paso importante, este programa todavía deja serios interrogantes acerca de lo que implicaría convertir a Colombia en un gran exportador de servicios o del impacto que esto podría tener sobre la vida económica y laboral del país.

Se puede anunciar desde ya que en 2016 Colombia exportará más servicios que productos del campo.
  1. ¿Por qué en lugar de lanzar un documento CONPES que eleve la competitividad internacional de los servicios colombianos, el Ministerio fabricó un artístico empaquetamiento mediático que presenta las mismas líneas de acción que ha ofrecido siempre a los exportadores de servicios es decir (a) fortalecimiento empresarial, (b) inversión en capital humano, (c) promoción comercial, y d) mejoramiento del clima de negocios?
  2. Si el sector abarca actividades exportables, como los servicios de transporte y logística; la educación (Colombia como centro para enseñar español); los servicios financieros (presencia comercial de los bancos colombianos en Centroamérica); servicios culturales (aquellos vinculados con la “economía naranja”); tecnologías de la información y las comunicaciones; y servicios médicos o de salud, entre otros, ¿por qué en el lanzamiento de Colombia Exporta Servicios no estuvieron presentes  el presidente de la República, sus ministros consejeros, los directores del Departamento Nacional de Planeación, la DIAN, el SENA, o los ministros de Transporte, Educación, Cultura, o Salud?
  3. Si Chile, con cerca de 18 millones de habitantes, exportó 14.000 millones de dólares en servicios en 2014, ¿por qué Colombia con más del doble de la población solo aspira que sus exportaciones aumenten en un promedio de 516 millones de dólares por año entre 2014 y 2018,  para llegar apenas a 9.000 millones en 2018?
  4. ¿Por qué se apuesta a un muy tímido crecimiento del 30 por ciento de las exportaciones de servicios en cuatro años, para aumentar solo 2.064 millones de dólares entre 2014 y 2018, cuando este aumento se cumpliría solo con pasar de 3.914 a 6.000 millones en divisas por concepto de viajes y transporte de pasajeros para 2018?
  5. ¿Dónde quedan la contribución al crecimiento esperado en cuatro años de todos los demás tipos de servicios exportables no turísticos, actuales o emergentes?
  6. Si solo en 2014, de los 6.936 millones exportados en servicios, el turismo representó cerca del 57 por ciento, ¿no debería Colombia adoptar la misma política de desagregación estadística en las metas que tiene hoy en el sector de exportaciones de mercancías entre exportaciones “minero energéticas y no minero energéticas”, y empezar a dividir las exportaciones de servicios entre “turísticas y no turísticas”, para fijarse metas particulares de crecimiento en estas últimas?
  7. ¿Qué pensará la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) sobre esta expectativa de crecimiento exportador de servicios o sobre la estrategia del MinCIT? ¿Qué pensarán sus cámaras sectoriales de servicios, como la de servicios legales, la de servicios logísticos, la de proveedores y canales de distribución, la sectorial de los servicios de salud o la sectorial del transporte? ¿Esperará la ANDI hasta su asamblea anual en agosto para pronunciarse al respecto?
  8. ¿Sabrán la ANDI o la Asociación Nacional de Comercio Exterior (ANALDEX) cuánto exportan sus afiliados en servicios y de qué maneras? Me atrevo a afirmar que hay muchos exportadores de servicios, agremiados o no, que, por falta de conocimiento especializado, no saben que son grandes exportadores de servicios.
  9. La estrategia Colombia Exporta Servicios propone inversión en capital humano entendida como formación de competencias blandas, bilingüismo, certificación de proveedores y facilitación de oferta y demanda de empleo. Sin embargo, ¿no debería Colombia (como ya lo hacen otros países) pensar en políticas migratorias activas que atraigan talento internacional para aumentar su competitividad en los sectores exportadores de servicios tradicionales o en los nuevos por desarrollar?
  10. Para aumentar la exportación de servicios hay que hacer grandes mejoras en la calidad de la educación técnica, tecnológica y profesional, así como en bilingüismo. Es evidente que Colombia tiene una insuficiencia en competencias en lenguas extranjeras, particularmente inglés. ¿Por qué no se reveló la estrategia que tiene el gobierno para impulsar el bilingüismo en el sector servicios? ¿El Ministerio de Educación o el SENA tendrán algo para aportar al respecto?

Las cifras del sector servicios demuestran que esta es la fuerza motriz de la economía colombiana y que puede ser la fuente para generar un crecimiento sostenible o una bonanza que revierta la ya marcada desaceleración económica. Démosle una oportunidad real a este sector pues tiene un potencial innegable.

* Socio de Duarte García Abogados

twitter1-1@DuarteDuarte

 

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Esta semana en Razonpublica