facebook   twitter   youtube 
Previous Next

Welcome to Bogota

(Tiempo estimado: 1 minuto)

Es normal que cualquier extranjero que llegue por primera vez a Bogotá quiera conocer el centro. Por estos días el recorrido por la séptima es un camino lleno de vergüenza para quienes se arriesguen a transitarlo. 

Fotografías de Angélica Zambrano @Anyelik.

Residentes y comerciantes son los que más sufren con las obras de la séptima. Desde octubre la firma contratista suspendió las actividades por problemas financieros. El tiempo pasó y llegamos a diciembre. En la séptima de los postes ya cuelgan las luces que podrían "alegrar" las fiestas de fin de año en Bogotá.

Miles de personas tandrán que sortear el típico recorrido del septimazo superando diversos obstáculos a lado y lado: material abandonado, baldosas instaladas que ya se están desprendiendo, huecos, varillas que sobresalen del pavimento y otros.

 

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Esta semana en Razonpublica