facebook   twitter   youtube 

¿Pacto de silencio en el caso de Odebrecht?

(Tiempo estimado: 1 minuto)

Jose Roberto Acosta

No se puede esperar garantía alguna, mientras alguien tan funesto como Néstor Humberto Martínez, dirija las investigaciones. Por José Roberto Acosta.

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Cesar amorocho
0 # Próximo desastre financieroCesar amorocho 02-02-2019 13:22
Como si no fuera poco los desastres que hemos tenido con Estraval, Élite, Interbolsa, BACATÁ, Hotel Melia de Cartagena, Reficar, etc. Ahora se avecina el escándalo por incumplimiento de PRODIGY NETWORK, REM y ACCIÓN SOCIEDAD FIDUCIARIA por la notable tardanza en la terminación y entrega del proyecto AEROPUERTO BUSINESS HUB que se inició hace más de cinco años para terminarse en 18 meses y donde se están afectado a más de 500 inversionistas que financiaron la obra con más de 63.000 millones de pesos.
Y para complicar las cosas ni el Defensor del cliente financiero, ni la Superintendenci a Financiera toman cartas en el asunto y, más aún, dicen que este problema no es de su competencia.
Y se supone que estamos en una etapa de limpieza de la corrupción, especialmente de cuello blanco, que tanto nos ha perjudicado!
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica