El Chocó: clanes familiares, paramilitarismo y corrupción desaforada (primera parte)

(Tiempo estimado: 8 - 15 minutos)

Actual Gobernador del Chocó Jhoany Carlos Palacio Mosquera.

Javier DuqueEs el departamento más pobre de Colombia, es uno de los que más han sufrido la violencia, y es además la víctima de la extrema corrupción de unas pocas familias que ocupan todos los cargos y cuyos vínculos con el paramilitarismo son irrefutables.

Javier Duque Daza*

especial 10

Los clanes, el bipartidismo y la política

El departamento de Chocó fue creado en 1947.

Desde entonces ha sido gobernado por clanes que han combinado el clientelismo tradicional con el mafioso, el nepotismo con el patrimonialismo, y la malversación con la corrupción en el manejo de los recursos públicos. Estas prácticas han sido reproducidas por algunos líderes emergentes.

Entre los políticos dominantes se repiten ciertos apellidos- Córdoba, Palacios, Maya y Lozano- a quienes se sumaron desde hace unos veinte años los Sánchez Montes de Oca y los Torres. Estas familias han ocupado escaños en el Congreso y en la Asamblea, la gobernación y la alcaldía de Quibdó. En alcaldías y Concejos de otros 28 municipios están sus protegidos, allegados y “peones”; hacen alianzas temporales y se disputan los privilegios del poder local mientras el departamento sigue siendo el más pobre del país.

El liberalismo fue hegemónico durante medio siglo. Hasta 1964 el cacique local fue Diego Luis Córdoba; tras su muerte dos dirigentes se disputarían el poder: Daniel Palacios Martínez (Senado 1966, 1974/78, 1990; y representante a la Cámara 1970/74, 1982/86, 1986/90) y Antonio Maya Copete (diputado 1970/72, 1972/74 y representante a la Cámara 1974/78, Senado 1982/86, 1986/90). 

Desde el Frente Nacional surgió el Movimiento Liberal Popular creado por Ramón Lozano Garcés y Rafael Sánchez Hinestroza -de otros dos clanes-. Lozano fue concejal, diputado, alcalde de Quibdó y contralor del Chocó; Sánchez fue representante a la Cámara 1960/62, senador en 1970/74, 1974/78, con suplencia de Jorge Tadeo Lozano Osorio, hijo de Ramón Lozano Garcés, elegido en 1978 al Senado y reelegido hasta 1991 (en 1996 fue condenado por el proceso 8000).

En los noventa, los exdiputados Rafael Sánchez Hinestroza y su esposa Luz Marina Montes de Oca fundaron el clan Sánchez Montes de Oca. Su hijo Odín Sánchez hizo parte del concejo de Quibdó en 1992, fue diputado y representante a la Cámara (1998-2002, 2006/10); su hermano Patrocinio fue alcalde de Quibdó (2001/03) y gobernador del departamento (2008/10); la hermana, Astrid, fue senadora en reemplazo de Eduardo Merlano (2012/14). La familia Torres ingresó a la política con el Movimiento de Integración regional, dirigido por Edgar Eulíses Torres, elegido al Concejo en Itsmina y a la Cámara de representantes cuatro períodos (1994-2010).

En 2002 se mantenían estos clanes en el poder aun dentro del Partido Liberal (PL): los representantes a la cámara eran Darío Córdoba Rincón (de los Córdoba) y  Edgar Eulíses Torres. En el 2000 la alcaldía de Quibdó la ganó Patrocino Sánchez Montes de Oca, mientras Odín era representante a la Cámara; la gobernación estaba en manos de William Halaby Córdoba.

Multipartidismo y política tradicional

Malecón en el Quibdó
Malecón en el Quibdó
Foto: Alcaldía de Quibdó -  Chocó 

Tras la reforma del 2003 el sistema transitó hacia el multipartidismo por desagregación de nuevos movimientos, sin embargo, continuaron los mismos clanes políticos. En 2006 se desagregó el PL, Odín Horacio Sánchez Montes de Oca fue elegido a la Cámara por el Partido de la U; mientras Edgar Eulíses Torres pasó a Cambio Radical y fue reelegido.

Por primera vez el PL quedó fuera del Congreso. En 2007 ganó la gobernación Patrocinio Sánchez Montes de Oca por el Partido de la U (tras la destitución fue reemplazado por Malcom Alí Córdoba) y la alcaldía de Quibdó la ganó alguien de su facción: Francis Ceballos del Partido de la U.

Con los procesos por parapolítica y el surgimiento de nuevos liderazgos locales, se renovó parcialmente la dirigencia chocoana. En 2010 el PL obtuvo un escaño en la Cámara con Carlos Alberto Escobar y el Partido de la U con José Bernardo Flórez. En 2014 el PL mantuvo una curul con Nilton Córdoba Manyoma y el Partido de la U reeligió a José Bernardo Flórez. No entraron el hijo de Edgar Eulises Torres (Partido Conservador) y Melania Valois Lozano (Partido de la U).

Estas elecciones presentaron numerosas anomalías y fueron demandadas ante el Consejo Nacional Electoral por suplantación de jurados, personas fallecidas que aparecieron votando, tarjetones sobrantes introducidos en las urnas, transporte de los votos sin custodia policial y conteos cuestionados.

En 2015 ganó la gobernación el candidato apoyado por Sánchez Montes de Oca: Carlos Alberto Palacios (con el aval del PL y respaldado por el Partido de la U), quien enfrentó al candidato de Edgar Eulises Torres: Aman Alirio Asprilla (con el aval de Cambio Radical y respaldo conservador). Terciaba la ex alta consejera para la mujer y ex negociadora de paz en La Habana Nigeria Rentería, por Alianza Social Independiente (ASI). Para esta última no hubo lugar.

Parapolítica

El Chocó no fue ajeno al fenómeno paramilitar. Era escenario de las acciones de las FARC y del ELN, quienes tomaban carreteras y poblados, y chantajeaban comerciantes y mineros. La respuesta a la guerrilla vino por parte de los paramilitares que crearon el Bloque Elmer Cárdenas bajo el mando de “El Alemán” en septiembre de 1997. Los narcotraficantes de la zona financiaron a los paramilitares para que los defendieran de las acciones guerrilleras y ayudaran a conservar las rutas de exportación de la cocaína. [1]  

Dirigentes políticos se aliaron con estas organizaciones y pactaron la distribución del poder en el departamento entre 1990 y 2007 (dos elecciones a Congreso y dos elecciones regionales). De estos hechos quedaron testimonios en el juicio de los excongresistas Edgar Eulíses Torres y Odín Sánchez Montes de Oca.

El ex paramilitar Fredy Rendón Herrera, “El Alemán”, declaró que llegó al departamento en 1996 gracias a los hermanos Castaño. Los paramilitares primero arribaron al municipio de Acandí y se expandieron combatiendo al Frente 57 de las FARC. Tuvieron la colaboración del ejército, la policía y algunas autoridades civiles; y establecieron relaciones con los Lozanistas, Cordobistas y Sánchez Montes de Oca. Desde 1998 incursionaron en Quibdó, Andagoya, Istmina y Condoto, y se reunían con los alcaldes; llegaban en avionetas privadas al aeropuerto de Quibdó. [2] 

La Corte señala que ambos congresistas habían hecho parte del proyecto “Por una Urabá Grande Unida y en Paz”, conocido en Chocó como “Proyecto Político del Darién Colombiano” (Riosucio, Ungía y Acandí). Se realizó una gira con los dirigentes políticos para determinar qué grado de aceptación tenían los candidatos, escoger el movimiento o partido político en cuya lista serían incluidos, y seleccionar el candidato a la Gobernación.

El acuerdo, llamado “Pacto de Singapur”, se describe de esta forma: “El acuerdo fue éste: nosotros apoyamos al profesor Ibargüen y la próxima administración a la Gobernación va Patrocinio Sánchez y esta vez lo vamos a acompañar a la Alcaldía, Patrocinio fue a la Alcaldía, Odín a la cámara, Édgar a la Cámara y el profesor a la Gobernación y a la próxima, iría Patrocinio a la Gobernación. [4] 

Por vínculos con paramilitares fueron procesados: Odín Sánchez Montes de Oca y Edgar Eulises Tórres, condenados en 2011 a nueve años de cárcel por concierto para delinquir; Torres recibió otra condena de cinco años en 2013 por tráfico de influencias en contratos multimillonarios entre la Gobernación y la empresa Chocó Pacífico para la distribución de licores, cuyo accionista era el narcotraficante Olmes Durán Ibargüen. [4]

El exrepresentante Carlos Alberto Escobar Córdoba fue condenado a seis años de cárcel por recibir apoyo logístico y financiero en su candidatura a gobernador en el 2003. [5] Patrocinio Montes de Oca sería condenado por peculado en 2010, pero nunca lo condenaron por los presuntos nexos con paramilitares.

En 2015 fue condenado a siete años y medio de prisión el exgobernador Julio Ibargüen (2004/07) por el delito de concierto para delinquir al promover grupos armados al margen de la ley. Se trata del “profesor” mencionado en el “Pacto de Singapur”. El gobernador asignó cuotas burocráticas a quienes lo habían apoyado y a sus socios armados ilegales.

En la sanción por nombramientos que hizo la Procuraduría, quedó demostrado que Ibargüen nombró dos funcionarios violando la normatividad. Asimismo, el “Proyecto Manizales” –una alianza para enfrentar las amenazas a periodistas– revisó las cuentas de campaña y encontró que la mayoría de los aportes vinieron de personas de su gabinete, parientes o contratistas investigados [6]. Fue una gobernación distribuida entre socios políticos y co-administrada por paramilitares.  

Política y narcotráfico

Ex Congresista Odín Sánchez.
Ex Congresista Odín Sánchez. 
Foto: Canal Capital

En Chocó las alianzas entre política y narcotráfico han tenido tres episodios centrales: la relación de grupos paramilitares con el narcotráfico, el proceso 8.000 y los vínculos de varios políticos con el foco mafioso de Olmes Durán Ibargüen, chocoano nacido en 1968 y extraditado en el 2007 a Estados Unidos.

  • Jorge Tadeo Lozano Osorio, heredó la red clientelar y el poder económico y político de su padre, fue concejal municipal primero, diputado y congresista entre 1982 y 1995, representante a la Cámara y senador de la República. Se convirtió en el cacique político más poderoso a través del clientelismo, el nepotismo y el patrimonialismo. Condenado a 12 años de prisión por ser responsable del manejo ilegal de auxilios parlamentarios entre 1985 y 1992. Con dineros del Estado organizó fundaciones donde los presidentes seguían sus órdenes, construyó edificios y compró una emisora cuyos cargos importantes ocupaban sus familiares.

Posteriormente la Corte lo condenó por el delito de enriquecimiento ilícito; Miguel Rodríguez Orejuela le entregó millones a través de terceros en la cuenta "Comercializadora de Carnes del Pacífico Limitada", donde participó el congresista Jaime Lara Arjona (quien fue testigo en su contra). El Juzgado Quinto Penal del Circuito Especializado de Bogotá en fallo de 28 de noviembre de 2000 lo absolvió y la Fiscalía apeló el fallo, no obstante, el Tribunal Superior de Bogotá revocó la decisión y lo condenó en el 2002 a 7 años de prisión. [7]

  • En las investigaciones salió a la luz pública en 2007 el nombre de “el gobernador en la sombra”, Olmes Durán Ibargüen, el principal narcotraficante de la región del Pacífico de Colombia, extraditado a Estados Unidos en el 2007.

La prensa detalló la influencia de este narcotraficante en la administración pública del departamento y sus relaciones con el gobernador Julio Ibargüen Mosquera. Olmes Durán fue capturado en Bogotá en junio de 2007; en el allanamiento encontraron  varios contratos relacionados con Dasalud, entidad que maneja la salud en el Chocó y que había sido intervenida por el Gobierno dadas múltiples irregularidades.

En su casa en Cali encontraron un listado de 14 contratos firmados en 2006 con Dasalud por 5.000 millones de pesos, y registros de las comisiones. Descubrieron numerosas grabaciones de llamadas telefónicas que revelan las relaciones ente Durán y “el Profe”, los dineros que le entregaban, los pagos al secretario de hacienda del departamento y el manejo de Caprecom; también hay referencias a Odín Sánchez Montes de Oca y Eulíses Torres. Existen discusiones en torno a las elecciones de 2007, las órdenes para cambiar funcionarios en el departamento, y registros de las cifras del negocio de los licores y de los contratos con Dasalud. [8]  

Durán estuvo también relacionado con Juan Carlos Martínez Sinisterra, exdiputado del Valle del Cauca y exsenador (2002/06, 2006/10), condenado por vínculos con grupos ilegales en las elecciones de 2002. Sin embargo, Durán negó tener vínculos con el exgobernador Ibargüen (su primo) y el exsenador Martínez (su amigo de infancia), aceptó haber financiado campañas a la alcaldía de Pizarro o Bajo Baudó y de su primo Julio Cesar Moreno, concejal del mismo municipio en varios períodos (avalado en 2003 por el Movimiento Popular Unido creado por el exsenador Carlos Herney Abadía, condenado por el Proceso 8.000, y del cual era integrante Martínez). [9]  

“Estirpes de defraudadores”

José E Mosquera llamó a la clase política del Chocó “estirpes de defraudadores”. [10]  Esta denominación da cuenta del alto número de integrantes de los clanes y de nuevos políticos que han gobernado, han sido vinculados a procesos penales, destituidos o sancionados y,  condenados por corrupción.

Estas castas tienen su propia territorialidad, un espacio de privilegio en Quibdó. Al sector del Jardín los pobladores le dicen el Barrio del Estado, allí viven exfuncionarios, políticos y funcionarios de alto rango en casas privilegiadas. Es una isla en un mundo de pobreza, ausencia de servicios públicos, vías en malas condiciones y marginalidad. Nido de muchos defraudadores.

Los clanes se mantienen en el poder  recurriendo a modos de obrar ilegales y corruptos. Es común encontrar sus integrantes y asociados en cargos importantes del Estado e institutos descentralizados. Las alianzas electorales para gobernación y alcaldía son coaliciones por reparto, con participación de los socios ganadores; cuando no gobiernan u ocupan directamente dichos cargos lo hacen a través de intermediarios.

 

Politólogo, Ph.D., profesor de la Universidad del Valle.

[1] Verdadabierta.com, “¿Cómo van investigaciones de parapolítica en Chocó? Pregunta magistratura”, marzo 4 de 2013.

[2] Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, Proceso No. 31653, julio 27 de 2011, p.4-

[3] Idem, p.3.

[4]  Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, AP4760-2016 Radicación N° 2814 1 Aprobado acta N° 22 4, julio 27 de 2016.

[5] Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, AP218-2016, Radicación 46335 (Aprobado en acta No. 16), enero 21 de 2016.

[6] El País, julio 1 de 2007 “El otro gobernador del Chocó”, p. A14.  

[7] Véase: Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, proceso No.  8041 febrero 21 de 2002; Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, Proceso No 22.905, agosto 9 de 2006, caso Jorge Tadeo Lozano Osorio; Chocó 7 días, enero 20 2011 “Estoy en el Chocó por rebelde y por servir a los más pobres”.

[8] Véase: Ideas para la Paz, “El gobernador y el narco”, julio 2 de 2007. El Tiempo, junio 30 de 2007 “Este es Olmes Durán Ibarguen, alias ‘El Doctor’ o el otro gobernador del Chocó”; El País, julio 1 de 2007 “El otro gobernador del Chocó”, p. A14.  

[9] Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal, Sentencia-Única Instancia 30.097, junio 8 de 2011, caso Juan Carlos Martínez Sinisterra.

[10] Mosquera, José E, “Los clanes de defraudadores”, El Mundo, febrero 22 de 2007.

 

Escribir un comentario

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Eduardo
0 # Licenciado c.socialesEduardo 09-06-2017 06:15
El choco tiene que cambiar
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Américo Murillo
0 # ComentarioAmérico Murillo 08-09-2017 12:00
Muy buen artículo, aún cuando tiene algunas imprecisiones como que Patrocinio nunca ha sido condenado razón por la cual hoy se encuentra dentro del abanico de aspirantes a las próximas elecciones de congreso o en su defecto a la gobernación del Chocó.
Otro punto que debe resaltarse es el apoyo que todos estos señores reciben del gobierno central, sin el cual no podrían elegirse y reelegirse. Un caso que muestra esto se puede ver en la demanda de los comicios que el autor menciona donde a pesar de todos los hechos bochornosos que ocurrieron, las credenciales quedaron incolumes.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Centrales

El Acuerdo de paz debe cumplirse, pero no es intocable

El fallo de la Corte Constitucional confirma que el Acuerdo con las FARC obliga al Estado, y más aún: el blindaje constitucional del Acuerdo sí puede modificarse. Por José Gregorio Hernández

Erradicación forzada: los efectos de una meta sin sentido

Los muertos de Tumaco son solo uno de los muchos conflictos que está produciendo esta estrategia. Por Juan Carlos Garzón* - Manuela Suárez**

La ruptura de Cambio Radical con el Gobierno: nada nuevo bajo el sol

A medio camino entre la vicepresidencia y la campaña electoral, entre Santos y Uribe, entre “los principios” y las conveniencias, entre el oportunismo y la oportunidad, aquí está la jugada del partido de Germán Vargas Lleras. ¿Qué sigue? Por Fabián Alejandro Acuña*

Esta semana en Razonpublica

Please publish modules in offcanvas position.