facebook   twitter   youtube 

La agenda del presidente Santos

(Tiempo estimado: 3 - 6 minutos)

hernando gomez buendiaUna relación breve y clara de los desafíos que ha de enfrentar el gobierno en materias de seguridad, política exterior, política a secas, política económica y política social.

Hernando Gómez Buendía *

“Es un comienzo nuevo para Colombia” dijo en su posesión el presidente Santos. Por eso, sin hurgar demasiado en el pasado, es bueno echarles un vistazo a los problemas centrales que encuentra el nuevo gobierno.

En materia de seguridad, que es donde hubo más progreso, hay cuatro tareas pendientes:

  • La derrota final de la guerrilla. Desde que las FARC finalmente cambiaron su estrategia ante los golpes del Ejército, la guerra para el Estado entró en su fase de rendimientos decrecientes. Ocho mil guerrilleros sueltos siguen siendo una fuerza formidable. ¿Será que nuestras Fuerzas Armadas son capaces de recambiar su estrategia? ¿Será que nos resignamos a que la guerra siga golpeando a las regiones apartadas, igual que lo hacía antes de Uribe y de Pastrana y de Samper y de Gaviria? ¿Será que optamos por un final negociado?
  • Las “Bacrim”. Quedan unas 20 bandas con diez mil efectivos que delinquen en 9 departamentos y en 246 municipios. ¿Será que estos “señores de la guerra” son apenas los narcos disfrazados de delincuentes comunes -y el asunto es insoluble?- ¿Será que los dueños de la tierra y los políticos de la región dejan de apoyar y utilizar a estas “bandas criminales”? ¿Será que el Presidente Santos les monta una ofensiva comparable al Plan Patriota que ejecutó contras FARC como ministro de Defensa?
  • Las víctimas. Fuera de los extraditados de las AUC y de encontrar nuevas fosas, no hemos tenido verdad, ni justicia, ni reparación, ni garantías de no repetición. ¿Será que los autores de las masacres y los desplazamientos masivos se van para la cárcel? ¿Será que el Estado recupera y devuelve los dos o tres millones de hectáreas que les fueron robadas a los campesinos? ¿Será que invierte el 27 por ciento de su presupuesto en cumplir la sentencia de la Corte Constitucional sobre el desplazamiento?
  • La inseguridad urbana. Medellín, Pereira, Cali y otras ciudades están volviendo a la violencia de sus peores épocas. ¿Será que nuevas “comisiones de notables” son capaces de apaciguar a los narcos? ¿Será que en vez de seguridad “democrática” el gobierno Santos adopta el enfoque de la seguridad “ciudadana” que es todo lo contrario y que es la que funciona en las ciudades?

El desafío internacional se puede resumir más brevemente. Menos micrófono y más diplomacia – que es la parte fácil−. Y la parte difícil, que es reconstruir la relación con los vecinos “socialistas” sin que los gringos nos pasen la factura. ¿Qué hará, de entrada, el presidente Santos con el Acuerdo−Tratado de las bases que el negoció, que la Corte tumbó, que irrita a Suramérica y que a Estados Unidos le interesa?

El principal problema político de Santos se llama Álvaro Uribe. Por una parte es casi inevitable que al ex presidente lo sigan persiguiendo su pasado y sus acciones como gobernante; no en Colombia, donde tendría que juzgarlo el Congreso, pero sí ante la opinión o inclusive ante las cortes internacionales. Por otro lado Uribe descontento o en la oposición no dejaría gobernar a Santos. ¿Será entonces que Santos lo entrega a los leones? ¿Será que asume el precio de defenderlo a fondo?

El segundo problema político de Santos es el Congreso donde tiene mayoría. Primero porque este es un Congreso de “la otra Colombia”, de gamonales y personajes dudosos, donde naufragarán probablemente las reformas progresistas como, digamos podrían ser la ley de tierras, o el Estatuto de la Oposición, o el cambio en el reparto de las regalías. Y segundo porque la “Unidad Nacional” implica repartir puestos y prebendas entre demasiados partidos y apetitos.

En lo económico se trata sobre todo de administrar bien la bonanza minera. ¿Cómo impedir la pesadilla ambiental? ¿Cómo evitar que la corrupción se multiplique? Y en todo caso ¿cómo frenar la revaluación mientras el flujo de divisas va a triplicarse bajo este gobierno? Mientras haya revaluación, el desempleo seguirá subiendo. Y para crear empleos nuevos en el mundo de hoy, Colombia debería tener la mano de obra calificada y sin embargo barata que ofrecen China o India.

En el frente social, los temas más apremiantes serán las crisis gemelas de salud y de pensiones. Hace veinte años Colombia optó por el contrasentido de universalizar el acceso a estos derechos y entregar su provisión a operadores privados. Y ahora estamos abocados a escoger entre la Constitución y las leyes aritméticas.

Por eso el desafío más difícil será aquello de la “prosperidad democrática”. Prosperidad minero-financiera sí, para los ricos. Limosnas y Familias en Acción si, para los pobres. Pero: ¿empleo masivo y bien pagado? ¿Salud y educación de calidad para todos? ¿Distribuir la riqueza y el ingreso en el país más desigual de Suramérica?

Ojalá. 

 *Director y editor general de Razón Pública. Para ver el perfil del autor, haga clic aquí. 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

SantiagoVillegas
0 # SantiagoVillegas 01-09-2010 21:49
Un reto inmenso tal como lo plantea el Doctor Gómez Buendía que se complica aun más cuando, a pesar de su escuela de buen gobierno y el buen criterio aplicado en la toma de decisiones que ha demostrado hasta ahora, no se observan las bases de un ejercicio de planificación completo y riguroso que dé cuenta de la realidad territorial, natural, cultural, social y económica del país y en cambio, se encuentran las propuestas de locomotoras que parece, se desplegarán en todo el territorio pasando por encima de la real vocación del territorio. La escisión del MinAmbiente y MinDesarrollo (muy especialmente la Dirección de Desarrollo Territorial y Urbano) sin haber probado las bondades de su fusión, es un retroceso y significa la dilapidación de la mejor oportunidad de incorporar criterios ambientales en las decisiones de desarrollo nacional y regional.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
gloria conde
0 # gloria conde 02-09-2010 15:29
Me parece que los mas importante en todos estos aspectos que son una incognita para la tan anciada prosperidad colombiana es el apoyo que se le brinde al presidente sin estar sojuzgando y mirando siempre en retroceso porque mas bien no avanzar a sabiendas que todos los colombianos queremos una patria en donde podamos acomodarnos todos, pongamos optimismo y ganas de ayudar pero con transparencia y sobre todo seguridad
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Frank
0 # Frank 19-11-2010 00:19
QUisiera escribirle al Presidente Santos, alguien me podria dar su correo electronico, por favor?
Gracias, Frank
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica