facebook   twitter   youtube 

Reelección y jugadas políticas

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

central portada home

Ruben Sanchez RazonPublicaComienza a destaparse el ajedrez político: el presidente Santos hizo varias jugadas simultáneas que revelan su plan de batalla por la reelección. Los cambios en el gabinete responderán a esa lógica. La oposición uribista todavía aparece dispersa.

Rubén Sánchez David*

central portada articulo

Foto: www.flickr.com/photos/_icp_

En orden de batalla

La previsible renuncia de Germán Vargas Lleras, ministro de Vivienda, pocos días después de que Juan Camilo Restrepo diera a conocer su retiro de la cartera de Agricultura, y el discurso de clara factura política mediante el cual el Presidente dio a conocer a los colombianos que aceptaba la renuncia de su ministro estrella y que buscará la reelección de las políticas que ha impulsado durante su gobierno, anuncian el nombramiento de un gabinete para la reelección y un remezón en la política nacional al acercarse el comienzo del cuarto año de gobierno.

Los movimientos en la cúpula indican con claridad que el pulso preelectoral se está acentuando y que ha llegado la hora de reorganizar las fuerzas de los contendores, en un contexto donde dos variables adquirirán una importancia creciente:

  • en primer lugar, los avances o el estancamiento de las conversaciones en La Habana y el inicio de un proceso de paz o la continuación del conflicto;
  • en segundo lugar, los resultados concretos del gobierno en respuesta a las demandas más acuciantes de los ciudadanos: el empleo, la salud, las pensiones y la educación.

Los alfiles del Presidente

Germán Vargas Lleras y Juan Mesa, el saliente secretario general de la Casa de Nariño, dejan el equipo de gobierno pero entran a formar la avanzada del Jefe de Estado, junto con María Emma Mejía, el general (r) Óscar Naranjo, Juan José Echavarría y Gabriel Silva, en la reconstituida Fundación Buen Gobierno, que había organizado el primer mandatario en 1994 con miras a preparar su candidatura a la Presidencia.

 

 
Ruben Sanchez reeleccion ministro agricultura

Foto: confidencialcolombia.com

Vargas Lleras será el jefe del equipo y será pieza clave si este se lanza a la reelección. De lo contrario si Juan Manuel Santos decide no aspirar a un segundo período Vargas será el candidato presidencial. No por casualidad su renuncia se produjo antes del 24 de mayo, para no quedar inhabilitado, al igual que Juan Camilo Restrepo.

Juan Manuel Santos afirmó que no tomaría “ninguna decisión formal sobre (su) futuro, sino hasta la fecha indicada” seis meses antes de los comicios del próximo año pero asignó como tarea específica a quienes tendrán a su cargo la dirección de la Fundación Buen Gobierno la “defensa de un gobierno en el que creen y por el que han trabajado”.

Lenguaje para algunos poco claro, pero a buen entendedor pocas palabras: es evidente que el presidente busca cubrir todas las grietas de su gestión, para impedir que el uribismo, su más fuerte opositor actual, retome el poder y para garantizar que en caso de que no se lance a la reelección lo suceda Vargas Lleras, quien sale del gobierno como el ministro mejor calificado y con muy buena imagen ante la opinión.

Jugadas estratégicas

El cambio que se avecina en el gabinete no es el primero que ha hecho Santos: de hecho, Vargas Lleras, remplazó en la cartera de Vivienda a Beatriz Uribe, cuando era ministro del Interior.

Otros ministros reemplazados en su momento fueron:

  • Carlos Rodado Noriega, ex ministro de Minas y Energía; 
  • Rodrigo Rivera, ex ministro de Defensa; 
  • Mauricio Santamaría, encargado del antiguo Ministerio de la Protección Social y después Director del Departamento Nacional de Planeación.

La novedad del remezón que se avecina viene dada, empero, por el clima preelectoral que reina y por las expectativas que esto crea en el mundo político:

  • Algunos — como Roy Barreras, presidente del Congreso — no se muestran partidarios de grandes cambios y sostienen que los ministros están cumpliendo satisfactoriamente sus tareas; 
  • Otros — como el representante Germán Varón de Cambio Radical o los senadores Juan Manuel Corzo del Partido Conservador y Juan Carlos Vélez de la U — consideran que algunas carteras ameritan un reemplazo por los malos resultados en la ejecución o porque no han llevado bien el mensaje a las regiones.

Un cambio de ministros en vísperas de elecciones significa defender posiciones o modificar equilibrios entre fuerzas políticas. Lo que se escucha en los pasillos es que el Partido Conservador no está dispuesto a ceder representación en el Ejecutivo y que buscan cerrar filas para retener, en particular, la cartera de Agricultura, que ha controlado desde la era de Uribe.

La importancia de este ministerio salta a la vista cuando se piensa en la política de restitución de tierras, o en las negociaciones de La Habana, o en la aplicación de los tratados de libre comercio. De allí la importancia estratégica del nombramiento de quien reemplace a Juan Camilo Restrepo.

El nombre que suena con más insistencia para la cartera de Agricultura es el de Francisco Estupiñán, gerente del Banco Agrario, carta de los conservadores y de los gremios del sector.

Pero hay otros nombres en el sonajero, destinados a ocupar, tal vez, lugares de privilegio en el gabinete. Aunque no se ha hablado oficialmente de reemplazos, para suceder a Vargas Lleras suena el viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, y Aurelio Iragorri para la Secretaría General.

Nada se sabe todavía acerca de posibles cambios en los ministerios de Transporte, Educación, Justicia y Cultura, cuya labor ha sido duramente criticada por la opinión pública.

El uribismo dividido

Si la situación en los partidos de la Unión Nacional parece decantarse, no ocurre lo mismo en la oposición uribista. El anuncio del presidente Santos en el sentido de que desea que sus políticas se mantengan obliga, necesariamente, a que otros partidos comiencen a definir sus estrategias y que se lancen al ruedo los distintos candidatos.

Pero las estrategias en cuestión no están bien definidas todavía. Entre los candidatos del Centro Democrático, quien goza de más favorabilidad según las encuestas es Francisco Santos, por el momento, pero según los entendidos, no sería el mejor contendor y sus salidas en falso comienzan a impacientar a algunos miembros de su colectividad.

Óscar Iván Zuluaga, el supuesto candidato de Álvaro Uribe, ha hablado de marzo del año entrante para definir la candidatura de su movimiento. Mientras tanto, Carlos Holmes Trujillo, político más avezado que sus contrincantes, ha propuesto que el candidato del Centro Democrático sea escogido en una consulta el día de la elección del Congreso.

Entre incertidumbre y oportunismo

Sea como sea, lo acaecido durante la última semana presagia sacudones en la política nacional y cambios en el mapa electoral:

  • los optimistas piensan que el revolcón ministerial servirá para sintonizar mejor a los ministerios con la política del Presidente, en un esfuerzo supremo por responder a las expectativas de las mayorías;
  • los pesimistas estiman que el oleaje que producirá el remezón en los partidos mermará el entusiasmo de los legisladores, cuya compañía es vital para el gobierno, habida cuenta de los intereses electorales de quienes aspiran a mantenerse en el poder.

Las dudas comenzarán a despejarse después del  próximo 20 de julio y a medida que se aproxime de veras la campaña electoral.

*   Politólogo y profesor de la Universidad del Rosario. 

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Esta semana en Razonpublica