facebook   twitter   youtube 

El nuevo rostro de las protestas sociales en Colombia: de los miedos a las esperanzas

(Tiempo estimado: 6 - 11 minutos)

omar rincon esmad protestas

Omar RinconMás allá del relato trillado de “sediciosos” e “intereses oscuros”, el 29 de agosto demostró que hay nuevas fuerzas sociales con otras formas de comunicarse y que salen a las calles sin libretos. ¿Por qué se dio el viraje y hacia dónde nos lleva?

Omar Rincón*

Un relato diferente

En Colombia no sabemos protestar. Ni la Policía Nacional, ni los medios, ni el gobierno, ni los ciudadanos sabemos marchar y protestar. Y no sabemos protestar porque nunca nos han dejado. 

Pero todo parece que cambió el 29 de agosto de 2013. Y cambió porque ahora, con las redes sociales, con el periodismo de la gente, todo se pone en evidencia:

que el gobierno no lee bien a su pueblo porque vive más en los clubes de economía USA, que la policía solo actúa pegando porque es lo único que sabe hacer, que los medios solo cuentan el desorden porque eso les da rating y despolitiza, que los ciudadanos tenemos mucha bronca y que por eso es muy fácil que se propague la violencia.


Todas estas paradojas se pusieron en evidencia porque las redes sociales sacaron del libreto a todos los actores institucionalizados y mostraron que la realidad es más grande que los discursos oficiales. 

Había un país llamado Colombia que tenía dos relatos establecidos de la protesta social: uno de violentos y otro de terroristas, y ambos le gustaban al establecimiento y a los medios de comunicación. Pero llegó otro relato hecho de jóvenes, redes sociales e indignación colectiva y todo mutó. Veamos:  

El relato siempre era el mismo, y funcionaba bien: el gobierno no hacía nada porque con violentos no habla, la policía justificaba sus robocops por los desadaptados y la presencia terrorista, los medios se excitaban por dos días y los periodistas se sentían re-valientes por haber estado en medio de los desórdenes.

El relato era muy conocido. Venía una protesta y el gobierno salía a decir que no estaba justificada y que invitaba a marchar en paz, la policía salía a provocar a los manifestantes, los marchantes salían a provocar a la policía (que es el Estado en las calles), los periodistas entrevistaban a los líderes y no entendían nada, los medios cubrían en directo las violencias (sin disturbios no hay cámara, ni noticia, ni rating), los violentistas se sentían felices del caos propuesto, los comerciantes y dueños de casa y edificios se llenaban de rabia, los manifestantes que creen en la democracia salían llorando en las imágenes, y al día siguiente todo esto era noticia olvidada. 

Siempre estaban los provocadores que se mostraron exultantes por el caos y la confusión producida, los ciudadanos que se quedaron en casa felices de no haber salido, los políticos que se escondieron encantados de asumir las banderas de la protesta, y los ciudadanos que de verdad buscaban dignificar su vida y sus problemas, al olvido. 

Este relato era cómodo, vende rating y tranquiliza políticamente. 

Relato 2: los miedos de siempre

El otro relato instalado en el país es que todo disenso, toda protesta, toda marcha, es terrorista y guerrillera, y que por eso es que hay que reprimirla.

Y esto se debe a que en Colombia, la guerrilla ha ocupado política y mediáticamente la protesta y los sindicatos no han sabido innovar en su comunicación pública, por lo que la ciudadanía socialdemócrata se ha quedado sin lugar de acción o ilusión (¡ya está demostrado que las extremas derecha e izquierda son igualitas de autoritarias!). 

Así, todo lo que disienta del poder es terrorista y guerrillero; y en el caso de Petro, es de un cartel. O sea, si se protesta contra el gobierno nacional se gradúa uno de terrorista y si se protesta contra el alcalde obtiene uno diploma de narco. Y así nos encontramos: una política de polarización y unas ciudadanías del miedo. 

En este dualismo conservador de “estás conmigo o contra mí” se ha vendido la idea que protestar es estar con los malos, y que los buenos somos más y nos quedamos en silencio y en la casa. Este relato es muy cómodo para los gobiernos: somos los buenos y los violentos e inadaptados son los otros. 

Este discurso fue todavía más trillado por los 8 años de represión que vivimos: todos nos fuimos a las casas, asustados dejábamos que el “innombrable” hiciera lo que le diera la gana con la finca Colombia y nos daba miedo protestar porque ese señor no se andaba con “maricadas”. 

Relato 3: los nuevos protestantes

Pero el mundo del siglo XXI llegó con tres innovaciones que cambiarían para siempre nuestro modo de habitar en sociedad: 

(I) El capitalismo se enloqueció de avaricia, olvidó las realidades, dejó el poco corazón que le quedaba y se dedicó a hacer billete (¡o si no mire las ganancias del sistema bancario!); y este capitalismo financiero llevó a que la gente quedara al margen y en la basura, y la gente ya no aguanta más y se ha puesto a gritar, lo que es su último derecho de existencia. 

(II) Los medios de comunicación perdieron el privilegio de la verdad pública y ya nadie les cree; la gente cree que mienten, que dicen la verdad de sus amos: el empresario, el gobierno, el anunciante, dios. Los medios perdieron la credibilidad ciudadana, que era su mayor valor. La verdad mediática acabó de sucumbir con la aparición de las redes sociales e internet, por eso ya no dependemos de los medios masivos para saber lo que pasa en el mundo, ahora vía internet y redes sociales podemos conocer verdades parciales pero con el poder testimonial de los mensajes y eso ya significa más verdad.

(III)  Los jóvenes, que están en esa edad en la que se quiere hacer algo por el mundo, llegaron a la ciudadanía sin oportunidades pero con mucho saber simbólico, así que se tomaron las redes sociales, las calles y las plazas con una alta innovación estética y “performativa” propia de las culturas del espectáculo; así renovaron el paisaje de las imágenes y diversificaron los modos de disentir en público, creando una sensación festiva para defender los derechos, recuperando la indignación y la imaginación más allá de los eslóganes de izquierdas y la fe de derechas. 

La protesta de vanguardia en Colombia

Y estas tres nuevas realidades ya actúan en Colombia: 

(I) La gente ya no aguanta más capitalismo financiero que el “innombrable” disfrazó de confianza inversionista y autoritarismo democrático y el “nombrable” quiere convertir en modernidad para los del billete y esclavismo para los del campo. 

Como la gente no sabe de acciones ni capitales ni de ganancia billonarias de los bancos sino de comida y sobrevivencia, se rebotó y se convirtió en la noticia que hay que cubrir: hasta a un director de noticias que solo va a las capitales del mundo le tocó ir a Tunja. 

(II) Y los medios informan como el gobierno les dice, cuando van y encuentran desorden se ponen felices porque viven de la carroña: en directo, periodismo presentista, testimonio fácil, la cámara como noticia. 

Para comprender el paro les tocaría investigar y, sobre todo, dejar de ser gobiernistas y ponerse en los zapatos del otro para comprender sus razones. Y eso no les gusta: ellos prefieren foto y viaje con la fuente oficial a la paciencia y escucha de las otras culturas. 

Pero su versión ya es solo eso, una versión más de la realidad, porque las redes sociales comienzan a mostrar todas las ambigüedades de la información y ahí ponen en evidencia que el gobierno no sabía qué hacer, los robocops solo saben pegar y mandar bombas (ver: “desmintiendo a los medios” video), y que había destructores de oficio en el asunto de la violencia. 

Y así los medios al engañar van creando una rabia más grande: los ciudadanos saben que los necesitan para sus causas, pero cada vez queda más claro que para ellos solo importa la voz oficial y la de sus empresas. La careta mediática se está cayendo. 

(III) Los jóvenes no saben cómo pero andan en la revuelta, y lo hacen conectados por redes sociales, lo hacen fascinados con su activismo interior: de casa, de cuarto, de cama, pero conectados a una comunidad que se siente sin presente ni futuro. Y son muy creativos y emocionales y comprometidos, y logran poner a la protesta en trending topic… pero poco salen a la calle. 

Lo bueno del 29 de agosto de 2013 es que esta vez los jóvenes sí salieron y muchos y se pusieron la ruana, y tal vez no sepan bien por qué protestan pero saben que hay que hacerlo y que ahí está el futuro: en el activismo de las redes digitales pero cuando se sale al activismo en las calles. 

Happy end

Estas protestas y las marchas del 29 mostraron muchos asuntos que prometen esperanza democrática para Colombia: 

(I) un presidente torpe, ciego y tartamudo, pero que ha permitido que la gente salga a la calle y se exprese (¡refresca que el “innombrable” sea pasado!),

(II) una bronca masiva que como nunca antes se expresó en valores de solidaridad y afirmó que ya no aguantamos más,

(III) unos medios de comunicación que demostraron que su lugar político es con los poderosos,

(IV) unas redes sociales que han permitido crear una diversa, ambigua y compleja opinión donde caben más verdad y muchos más países,

(V) unos ciudadanos que ya no aguantan más, que se indignaron y quieren luchar por una sociedad más justa,

(VI) unos jóvenes que han querido innovar la política con los símbolos de nuestro tiempo de espectáculos,

(VII) unas fuerzas policiales que demostraron que solo quieren agredir, reprimir y joder a la gente (¡ya nos dimos cuenta… y tienen que cambiar!)

(VIII) unos jurásicos que desde el caos y la violencia quieren demostrar su incompetencia política y su irrespeto por los ciudadanos que sí quieren producir cambios. 

Y para todo esto, la internet, los celulares y las redes sociales son las pantallas que permiten que la realidad deje de ser solo Caracol y RCN y comience a tomar las muchas formas que tenemos de ser Colombia. 

Los jóvenes, los nuevos medios, las redes sociales, los ciudadanos indignados nos permiten imaginar un final feliz: claro, que ahí al frente están los villanos que no quieren perder su poder: los medios, los políticos y los dueños del país que mira desde y hacia USA. 

* Centro de Estudios en Periodismo (CEPER)  de la Universidad de los Andes.

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

carmen socorro ariza
+1 # carmen socorro ariza 02-09-2013 07:25
Excelente análisis, y geniales los videos. Muy alentador ver la verdad, más cuando aquí en Holanda lo poco que ha mostrado la televisión europea es precisamente los actos violentos y vandálicos, pero nunca una marcha organizada como la que se ve ahora en algunos videos muy bien logrados en facebook, por ejemplo. Totalmente de acuerdo con usted. Felicitaciones y mil gracias.
Socorro Ariza
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Edgar
+1 # Edgar 02-09-2013 13:31
Muy bonito el colorido, la farándula y la escena, y si se quedarn en eso que boniiiito. Pero que hacer con ellos cuando cognoscitivamen te se configura alguna comprensión sobre la realidad objetiva y lo acompaña un discurso esclarecedor, ahí si no son tan lindos, son vistos como enemigos, pero si se quedan en el discurso siempre podran ser acallados....y si se organizan ahí esta la seguridad.... Eso también hay que saberlo y decirlo. No todo es performa, pero es simbólicamente valioso que viva el colorido también!
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
edgar
+3 # edgar 03-09-2013 09:07
QUE BUEN CONTENIDO, AHORA HAY QUE TOMAR CONSCIENCIA Y DESPERTAR A TODOS LOS JOVENES PARA QUE SE DESTETEN DE UN TV QUE LES DA BASURA A SU MENTE... APOYO UNA CAMPAÑA MASIVA A NO VER TV... (y mucho menos RCN Y CARACOL)
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Alejandro romy
+2 # Alejandro romy 03-09-2013 10:08
primer articulo que no toma en cuenta, las cifras, las estadisticas,y se centra en el problema social,que por esto es politico y cultural,.una percepción mas realista y humana de la problematica, de los jovenes que estan al margen de dichas estadisticas y que despiertan,para convertirse en chivos expiatorios de diestra y siniestra,somos unos hipocritas.. si existiera una Policarpa hoy dia nosotros mismos la fusilariamos.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Alejandro romy
+2 # Alejandro romy 03-09-2013 10:16
Que articulo tan bueno,.un periodista que se "unto" de calle y sensatez, para ahondar,en el problema social.y no dejar en la mera imagen,y en los numeros las manifestaciones de descontento, de insatisfacción y de ira que tienen los jovenes de Colombia... la objetividad que deberian tener todos los periodistas.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Fabian G.
0 # Fabian G. 03-09-2013 14:22
Y no solo fue en Colombia sino tambien en el exterior:

facebook.com/.../...
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Fabian G.
0 # Fabian G. 03-09-2013 14:34
Ah! y el primer video ya lo quitaron de you tube! si lo pueden subir de nuevo o buscar otra manera de poderlo ver, gracias ;-)
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
JOHN JAIRO LLANO CAN
+1 # JOHN JAIRO LLANO CAN 03-09-2013 15:54
EL PRESIDENTE SANTOS DESTAPÓ LA OLLA DE LA MOVILIZACIÓN
Por: John Jairo Llano Cano

Tratando de verle el lado positivo a este carrusel de paros promovido en sus bases aparentemente por el Campesinado Colombiano agobiado y maltratado por décadas y en distintos gobiernos, infiltrado si se quiere por organizaciones y sujetos amigos del caos y el vandalismo, impulsado por políticos de izquierda y con el tal vez intelectualismo de quienes se marginan de aparecer en los medios. Se podría decir que el presidente Santos pasará a la historia como el presidente en cuyo gobierno se despertó la clase menos favorecida y de aquí en adelante no habrán paros separados por sectores de la economía o de lo social; sino que habrá más diálogos entre las bases y saldrán a exigir de manera colectiva apoyándose unos a otros hasta lograr que la balanza se decline a favor de sus pretensiones, porqué al fin parece entenderse la manoseada frase popular sin autor conocido de “LA UNIÓN HACE LA FUERZA”.

Ya no veremos movilizaciones a diestra y siniestra con objetivos cerrados para determinado sector sino que estamos ad portas de movilizaciones concienzudas que no improvisan o se planean para hacer bulla o darle motivos a la prensa para un titular más.

Que hace falta una reforma agrícola, que hace falta una reforma a la justicia, que se necesita un código docente, que hay que analizar y reformar la recién aprobada Ley a la salud, que el Tratado de Libre Comercio solo liberó las importaciones, que los partidos políticos minoritarios van rumbo a su muerte, que la inequidad en los ingresos por la burocracia hay que repensarla, que la adjudicación de baldíos a los más poderosos de este país, que Leyes llenas de micos para pagar favores políticos, que reparación de víctimas menor a lo que se les da a los victimarios, que reelección pagada con recursos del erario público, que un manoseo permanente a la Constitución para acomodar a los burgueses o a los alzados en armas, que la discriminación a diferentes grupos poblacionales, que desatención a un vasto territorio nacional donde no llega el Estado, que, que, que, que,. Son temas que de ahora en adelante deben estar inmersos en los programas de gobierno, en los planes de desarrollo y en la agenda pública de aspirantes y mandatarios tanto en lo local como en lo nacional.

No hay que convertir al país en asistencialista permanente o quitarle la fuerza sobre sus gobernados; pero hay que actuar sobre lo fundamental en menosprecio de la corrupción y el clientelismo que tiene sumido a este país en un discurso incoherente con la realidad.

Que se dejen venir nuevas movilizaciones sin asomo de violencia y con la sana convicción por una lucha que no es difícil cuando las ganas se juntan.(tómese de la canción Caballo Viejo cuyo autor es Simón Díaz).
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
irma velasquez P.
+1 # irma velasquez P. 03-09-2013 15:56
Excelente magazin, buenisimo para mis estudiantes de grado 11 y de 7 del Sagrado corazón en Chiquinquirá, ojala que los odiosos que hoy torpedean los medios no se tiren este espacio. Me asusta pensar qur los bloqueen desde gringolandia, lo digo porque hay videos que ya no se pueden ver.Muchas gracias por los escritos estoy re-contenta.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Erika Gaspar
+1 # Erika Gaspar 06-09-2013 20:16
Me parece un articulo bastante bueno refleja lo que somos como sociedad en todo sentido,ya que somos una sociedad muy reprimida y con poca participación política y si se participa en política se escoge el que mas nos beneficia que podría decirse siempre es el mejor entre los peores.
Estoy muy de acuerdo con lo que el autor plantea en cuanto a los jóvenes,pero debemos tener en cuenta que los jóvenes a largo plazo juegan un papel muy importante en la sociedad ya que es una gran fuerza política con nuevas ideas que ayudarían al progreso de nuestro país
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Zahira Lorena
+2 # Zahira Lorena 06-09-2013 22:04
El articulo es bastante sugestivo e interesante, es inquietante la estructura del texto en el sentido de que, el autor se arriesga a nombrar distintas situaciones y aspectos, que evidentemente, medios de comunicación masivos no lo hacen.
Pienso, que, después de muchos años, sin tomar una posición crítica y firme acerca de lo que sucede con la apertura del mercado colombiano, y la firma de tratados de libre comercio a diestra y siniestra, no sólo las personas consideradas ante la ley como ciudadanos, sino que también los jóvenes, han tomado conciencia acerca de las desventajas de permitir de manera descontrolada la inversión extranjera. Solíamos, o quizá, aún solemos preocuparnos más por como nos ven en el exterior, pero, olvidamos, cómo es la realidad de nuestro país, nos olvidamos de nosotros mismos... Es necesario, en mi opinión, que, así como las multinacionales fluyen y se establecen a lo largo y ancho del país, las fuentes de información alternativa e imparcial se den a conocer libremente, así sea de manera digital, pues sin duda, este es un contexto, que incluso mueve muchas más masas que una marcha Bogotá.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
lorena velasco
0 # lorena velasco 07-09-2013 21:10
Que artículo tan certero, en verdad este señor sabe como son las cosas en este país es de admirar y de señalar que cada uno de sus planteamientos y propuestas no dicen más que la verdad, una vedad con la que hemos convivido por años, por esto respeto mucho su opinión y comparto algunos de sus puntos. Mas sin embargo considero que aun es muy general señalar que los medios han perdido importancia y credibilidad en la sociedad pues, estos siguen siendo fuente y base de todos los “espectáculos” o noticias que envuelven al país, que se hayan visto forzados a permanecer de lado de los ciudadanos en algunos momentos es otro tema, pero al fin y al cabo los medios todo lo convierten en un espectáculo. Cuando señalo que hay mucha gente aun sin conciencia que sigue como si tuviera los ojos vendados ante la situación de un país con muchos problemas por resolver, refiriéndome a este caso en particular, señalo que hoy es el día en el que muchos por no decir la gran mayoría que no se están viendo directamente afectados con el paro nacional no saben que este aun sigue, ya que se acabaron los momentos bochornosos, de espectáculo y de protesta que pasaron hace algunos días, por tanto en mi opinión personal nuevamente esto paso a convertirse en algo más que está pasando
Por otro lado al reemplazar los medios masivos por las redes sociales nos damos cuenta que no salimos de ese círculo de manipulación no me parece que signifique mucha conciencia por el contrario creería que estamos mal acostumbrados, porque siempre para hacer algo sea de la forma tradicional o de nueva forma como menciona Omar Rincón necesitamos ser manipulados o en su defecto impulsados por otros
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
KAREN GARZON
0 # KAREN GARZON 07-09-2013 22:18
Es asombroso encontrar artículos como este ya que refleja una amplia capacidad de enfrentar las opiniones de una forma directa y verdadera en el que día a día vemos, es así es como "no se debe comer cuento" muchas veces de los medios de comunicación ya que son amarillistas y hacen ver la realidad de una forma diferente a la que realmente es. ha sido un tema que interesa a muchas personas ya que se ve reflejado la capacidad de entendimiento de la sociedad y que al no ser escuchada se ingenia formas las cuales puedan tener una solución rápida y permita que la participación y la opinión de todos los ciudadanos ya sean niños, jóvenes y adultos sea un medio de estudio para la toma de decisiones del país como por ejemplo lo del TLC.
En muchas ocasiones partiendo del tema de las protestas hay varias clases de personas los bandalos, los desinformados que solo siguen a lo que digan lo demás y las personas que realmente saben en que están participando el porque lo hacen teniendo un [censored] de vista concreto y propio. es un tema donde realmente se capta la atención de los ciudadanos y muestra la realidad de nuestra sociedad de forma sencilla, coherente y radical; lo cual debería tomarse en cuenta para la mejora de la informacion y la participación de los acontecimientos que son de vital importancia para las personas.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Valentina Castaño
+1 # Valentina Castaño 07-09-2013 23:07
Pocas veces se logra encontrar una posición tan firme y clara.

El contexto bajo el cual se dio el paro y la movilización del 29 de agosto hizo que mucha gente apática debiera asumir una posición. Como resultado vimos apoyo amplio de la ciudadanía en general. Sin embargo el apoyo que muchos ofrecieron no fue más allá de una frase. Las redes sociales efectivamente jugaron un papel de difusión, manifestación de inconformismo y convocatoria, bastante amplio y fructífero. Todo lo que hubo previo al 29 de agosto fue la agitación y el despertar de la población colombiana. Todo parecía marchar muy bien, se concienciaban cada vez más personas, hallaban la razón y encontraban justificación a las manifestaciones y exigencias. La pérdida de apoyo ocurrió tras la movilización nacional del 29 de agosto. Fue la noche del 29 dónde aparecieron los "pero" en los comentarios de todos aquellos que hasta el momento apoyaban de palabra al paro.

Se encontraron esta vez los medios y las redes en combate por quien triunfaba en la difusión de la información, aunque las redes esta vez tuvieron cogida, históricamente han tenido más fuerza los medios imparciales y esta vez no fue la excepción. Palabras como "vándalos" "terroristas" "infiltrados" aparecieron en el discurso de "yo apoyo el paro", ahora se decía "yo apoyo el paro, pero..."

Es curiosa esta parte, curiosa porque a pesar de que el gobierno colombiano no es reconocido por ser un ente negociador, justo y parcial; el pueblo sigue siendo ingenuo al pretender que las luchas se ganan con frases de ímpetu. Lo peor de todo es que se atrevan a señalar a quien en realidad compromete su vida a una lucha. Si bien la violencia no debe ser concebida en ninguna de sus expresiones, no se puede pretender quedarse callado en la casa, hay que mirar el factor SMAD, el factor represión... Hay que observar sencillamente que alzar la voz no es suficiente, hace falta alzar la lucha y la exigencia, quien decida realmente participar de esto, se dará cuenta que intentarán callarlo con gases por gritar en masa a nombre de las necesidades de todo un país, se dará cuenta que le llamarán vándalo por taparse el rostro y protegerse de esos gases que callaron su voz. Y lo peor, se dará cuenta que saldrá en las noticias la última parte de los hechos dónde ya se encuentra desesperado, corriendo con el rostro tapado y le llamarán terrorista.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Leidy velasco
0 # Leidy velasco 07-09-2013 23:39
Que artículo tan certero, en verdad este señor sabe como son las cosas en este país es de admirar y de señalar que cada uno de sus planteamientos y propuestas no dicen más que la verdad, una vedad con la que hemos convivido por años, por esto respeto mucho su opinión y comparto algunos de sus puntos. Mas sin embargo considero que aun es muy general señalar que los medios han perdido importancia y credibilidad en la sociedad pues, estos siguen siendo fuente y base de todos los “espectáculos” o noticias que envuelven al país, que se hayan visto forzados a permanecer de lado de los ciudadanos en algunos momentos es otro tema, pero al fin y al cabo los medios todo lo convierten en un espectáculo. Cuando señalo que hay mucha gente aun sin conciencia que sigue como si tuviera los ojos vendados ante la situación de un país con muchos problemas por resolver, refiriéndome a este caso en particular, señalo que hoy es el día en el que muchos por no decir la gran mayoría que no se están viendo directamente afectados con el paro nacional no saben que este aun sigue, ya que se acabaron los momentos bochornosos, de espectáculo y de protesta que pasaron hace algunos días, por tanto en mi opinión personal nuevamente esto paso a convertirse en algo más que está pasando
Por otro lado al reemplazar los medios masivos por las redes sociales nos damos cuenta que no salimos de ese círculo de manipulación no me parece que signifique mucha conciencia por el contrario creería que estamos mal acostumbrados, porque siempre para hacer algo sea de la forma tradicional o de nueva forma como menciona Omar Rincón necesitamos ser manipulados o en su defecto impulsados por otros
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

Esta semana en Razonpublica